sábado, 3 de marzo de 2012

Irán: Ahmadinejad habría sufrido severa derrota en las elecciones parlamentarias

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Elecciones parlamentarios IránAún sin resultados oficiales, algunas fuentes informan que en las elecciones parlamentarias de ayer en Irán, el presidente Mahmud Ahmadinejad habría sufrido un severa derrota.

La corriente que encabeza Alí Larijaní, actual presidente del Parlamento y hombre clave del líder espiritual de Irán, el ayatolá Seyyed Alí Hoseiní Jameneí, habría obtenido la mayoría de los 290 escaños parlamentarios.

Ya se hablaba antes de la elecciones que la consulta era una especie de referéndum para el presidente Ahmadineyad a quien sólo le queda un año en el gobierno y no puede ya reelegirse. El presidente tiene dos bloques disgustados con su gestión, la corriente del ayalotá Jameneí y los reformistas, quienes en esta votación llamaron al boicot.

Reporte de EFE:

La victoria que, según los resultados provisionales, han obtenido en las legislativas celebradas ayer los radicales islámicos leales al líder supremo de Irán, ayatolá Ali Jamenei, debilita al presidente, Mahmud Ahmadinejad, y le complica su último año en el cargo.

Según la información facilitada hoy por el Ministerio del Interior, la participación en los comicios, con un alrededor del 85 por ciento de los colegios escrutados, era de un 64,2 por ciento, bastante más alta de lo previsto, lo que el régimen interpreta como un aval a su postura en sus disputas con Occidente.

Resultados no oficiales difundidos por la televisión iraní en inglés, PressTV, apuntan que tres cuartas partes de los diputados electos en los comicios de ayer en los distritos donde se conocen los resultados provisionales son afines al sector principalista agrupado en torno a Jamenei.

De los 150 escaños a que hace referencia ese medio, más de la mitad de los 290 del Parlamento, 112 serían para nombres inscritos en listas principalistas; 28 reformistas, presentados de forma marginal mientras los grandes grupos del sector han boicoteado los comicios, y sólo 10 son claramente leales a Ahmadinejad.

Pese a estos adelantos, debido al sistema electoral iraní, es difícil adjudicar una filiación política clara a los diputados electos, ya que sus candidaturas son individuales y no se les elige formalmente por su tendencia, aún estando adscritos a listas concretas.

Ahmadinejad, que ha mantenido diferencias con la mayoría del Parlamento, que le ha ido retirando su apoyo, y con Jamenei, quien lo descalificó en abril pasado al reponer al ministro de Inteligencia, al que él había destituido, puede tener mayores dificultades en lo que le queda de gobierno, hasta mediados de 2013.

Ya la próxima semana, si no se retira la convocatoria, Ahmadinejad tendrá que acudir al Parlamento para una sesión de preguntas, que podría acabar en una censura.

Los diputados convocantes preguntarán a Ahmadinejad por supuestas irregularidades en su Gobierno y por casos de corrupción, un trago por el que no ha pasado hasta ahora ningún presidente en los 33 años de historia de la República islámica.

En esta situación de fuerza por parte del líder y los diputados más radicales islámicos, críticos con Ahmadinejad, es de esperar que en las presidenciales de 2013 el candidato del sistema a ocupar el cargo sea un principalista muy cercano a Jamenei y no alguien propiciado por el presidente y su entorno.

Uno de los más destacados principalistas es el actual presidente del Parlamento, Ali Lariyani, que obtuvo una resonante victoria como el más votado en la ciudad de Qom, centro espiritual y sede de los seminarios musulmanes chiís de los clérigos que supervisan la vida política y social en el sistema teocrático de Irán.

Foto: ABC.es