lunes, 5 de marzo de 2012

Canadá podría modificar Acta de Ciudadanía ante casos de “turismo de parto”

Publicado en:
Inmigración
Por:
Temas:

Aeropuerto de Montreal Pierre Elliott Trudeau

El Gobierno de Stephen Harper planea hacer algo en relación a las personas que viajan a Canadá para dar a luz y obtener la ciudadanía para sus hijos recién nacidos.

La medida es un paso más en el plan del gobierno de Canadá para reformar el sistema de inmigración. Un plan que ha sido fuertemente criticado, pero que los conservadores han defendido como parte de una visión para asegurar el desarrollo del país.

El llamado “turismo de parto” ha sido una práctica común por muchos años en países como Estados Unidos y Canadá. Se refiere a las madres extranjeras no residentes de Canadá que viajan como turistas solo para dar a luz. De esa manera sus hijos tendrán ciudadanía canadiense, que les ofrece numerosos beneficios y que sirve como un camino para que sus padres consigan la residencia permanente.

“No queremos promover el turismo de parto, o los ‘bebés de pasaporte’. Esto es usado, en muchos casos, para explotar la generosidad de Canadá”, dijo el ministro de Inmigración, Jason Kenney, durante el programa Power and Politics de la cadena CBC.

Una de las ideas sería introducir una enmienda al Acta de Ciudadanía de Canadá para eliminar el derecho automático a la ciudadanía de bebés nacidos en el país si sus padres no tienen algún tipo de status legal.

Canadá y Estados Unidos son de los pocos países desarrollados que mantienen políticas que otorgan la ciudadanía de manera automática a las personas que nacen dentro del territorio.

Pero el gobierno de Harper quiere enviar un mensaje claro a los que buscan distintas maneras de “burlar” a Inmigración Canadá. “Necesitamos enviar un mensaje claro de que la ciudadanía canadiense no es una especie de llave de acceso al servicio de bienestar de Canadá por medio de una mentira. Es sobre tener un continuo compromiso y obligación con el país”, dijo Kenney.

El ministro dijo que el problema fue puesto sobre la mesa por administradores y doctores de varios hospitales de Montreal, quienes señalaron de varios casos de mujeres sin status legal que dieron a luz y luego se iban sin pagar los gastos. Estas personas luego buscan obtener la residencia permanente alegando razones humanitarias.

Pero para muchos, la medida sería muy radical y dejaría un hueco legal para muchos de los casos de buena fe. De cambiarse, los niños que nazcan en esas condiciones podrían quedar desamparados y sin nacionalidad.

Sin embargo, el ministro Kenney dijo que si se promueve un cambio, todos estos detalles se tomarán en cuenta.

Twitter: @PabloJinko – pablo@noticiasmontreal.com

Foto: Aeroport de Montréal