martes, 6 de marzo de 2012

Orden de arresto para el expresidente de Pakistán, Pervez Musharraf, por caso de Benazir Bhutto

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Musharraf

En el año 2007 Benazir Bhutto libraba una campaña proselitista en Rawalpindi, cuando en plena vía y a la vista de sus miles de seguidores, fue asesinada. El régimen de entonces, que lo presidía Pervez Musharraf, culpó del atentado a los talibanes paquistaníes. El caso ha dado un giro: ahora el sospechoso es el régimen de entonces y es por ello que el Tribunal Supremo de Pakistán solicitó hoy la detención del presidente Musharraf.

El Mundo.es

El Tribunal Supremo de Pakistán ha citado al ex presidente pakistaní Pervez Musharraf a comparecer ante la corte el próximo 22 de marzo para que responda a diferentes cuestiones sobre del asesinato de la ex primera ministra Benazir Bhutto, según han informado los medios del país.

Según varios canales de televisión, la notificación escrita fue enviada a una residencia de Musharraf situada en las afueras de Islamabad.

El Tribunal Supremo había celebrado el lunes una audiencia para escuchar una petición de Chaudhry Aslam, antiguo oficial de protocolo de Bhutto, asesinada en 2007 en un atentado perpetrado en la ciudad de pakistaní de Rawalpindi cuando Musharraf era presidente del país.

El ex general, que se mantuvo en el poder entre 1999 y 2007, la mayor parte del tiempo como mandatario y jefe del Ejército paquistaní, se encuentra actualmente en exilio voluntario y vive entre Londres y Dubai.

Un tribunal antiterrorista de Rawalpindi emitió el año pasado varias órdenes de arresto contra Musharraf, al que ha acusado de no proteger la vida de la fallecida líder del Partido Popular (PPP, en sus siglas en inglés).

El Gobierno paquistaní, encabezado desde 2008 por el PPP de Bhutto, aseguró a finales de febrero que emitiría una orden de arresto internacional contra Musharraf a través de la Interpol, algo que sin embargo aún no ha sucedido.

De acuerdo con los medios paquistaníes, el Supremo también ha pedido a la Policía que amplíe su investigación sobre el caso Bhutto a otras personas, entre las cuales figuran altos cargos del Gobierno actual como el ministro de Interior, Rehman Malik.

Musharraf planeaba volver en enero a Pakistán para presentarse en las elecciones previstas para 2013, pero abortó la idea tras conocer las advertencias del Gobierno de que sería arrestado nada más aterrizar en el país.

Su régimen culpó al entonces líder de los talibán paquistaníes, Baitulá Mehsud, del asesinato de Bhutto, muerta en un atentado suicida tras la celebración de un mitin.

Foto: telegraph.co.uk