viernes, 9 de marzo de 2012

Hasta $1 millón han recibido los altos dirigentes universitarios

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Mientras los estudiantes están firmes en sus zapatos sobre el cemento para oponerse al alza de las matrículas de escolaridad, los altos dirigentes de las universidades québécoises compartieron casi un millón de dólares en fondos que les dieron para sus retiros.

Una compilación hecha por el Journal de Québec, a partir de los documentos obtenidos en virtud de la Ley de Acceso a la Información, se pudo conocer que los rectores, vicerrectores y decanos de los centros de estudios totalizaron en cheques que recibieron 942.304 dólares al momento de decirles adiós a sus patrones respectivos. Esto, sin contar los 2,4 millones en salarios e indemnizaciones de salida dados a cinco directivos de la Universidad Concordia.

Estas ventajas, legales, están previstas en el “protocolo de puestos superiores” o en los reglamentos internos de las universidades. En el caso de las redes de la UQ (Universidad de Quebec) las condiciones de contratación quedan establecidas por el gobierno. En los otros establecimientos, son los consejos administrativos los que toman la decisión.

La indemnización de salida más “generosa” fue establecida para Judith Woodsworth, exrectora de la Universidad Concordia. Salió del centro de estudios con un cheque de 169.573 dólares, sin contar una prima de separación de 747.045 dólares, que fue la que despertó una controversia 15 meses atrás.

Si los dirigentes de las universidades debieran decidir, por despido, irse al retiro, recibirían en conjunto la gran suma de 2,7 millones de dólares, según reseña TVA Nouvelles.

El exdecano de la facultad de medicina de la Universidad de Sherbrooke, Réjean Hébert, tuvo derecho a 155.445 dólares cuando tomó su retiro en septiembre de 2010. Aunque acaba de oficializar su candidatura para el Parti Québécois en la circunscripción de Saint- François (Estrie), todavía sigue siendo empleado de la casa de estudio. “Jamás dejé de ser profesor y de hacer investigaciones aún cuando era decano (entre 2004 y 2010) », dijo al Journal de Québec.

Estudiantes escandalizados

Sin sorpresa, los representantes estudiantiles, denunciaron estas primas.

“Una vez más, los dirigentes de las universidades hacen lo que quieren con el dinero. Es inaceptable, insultante e injustificado. Se pide a los estudiantes pagar por este abuso”, dijo Gabriel Nadeau-Dubois, vocero de CLASSE.
El razonamiento es idéntico del lado de Martine Desjardins, presidente de la Féderatión étudiante universitaire du Québec (FEUQ). “Es frustrante. Parecen las primas de salida de una multinacional y todo eso se hace con el dinero de los contribuyentes”.

Foto: Agencia QMI