viernes, 9 de marzo de 2012

Inmigración Canadá anuncia nuevas medidas para luchar contra los matrimonios falsos

Publicado en:
Inmigración
Por:
Temas:

Ministro de Inmigración de Canadá Jason Kenney

El ministro de Inmigración de Canadá, Jason Kenney, anunció este viernes una nueva medida en su lucha contra los matrimonios fraudulentos impulsados por personas que solo buscan obtener la residencia permanente.

A partir de este 9 de marzo las personas que sean apadrinadas por su pareja o esposo tendrán que vivir mínimo dos años luego de recibir su residencia permanente. Esto solo aplicará para las parejas cuya relación tiene menos de dos años y que no tienen hijos con su pareja que los está apadrinando.

La medida es para muchos muy radical, debido a que obligará a la pareja a permanecer bajo el mismo techo así su relación haya terminado. Pero para Canadá, esto es un sacrificio que hay que hacer para poder luchar contra los casos de fraude.

“Nuestro objetivo es eliminar a la gente que trata de usar un matrimonio falso como una vía rápida y sencilla de venir a Canadá”, señaló el ministro Kenney. “En encuentros públicos que tuve en 2010 con víctimas de fraude migratorio por matrimonio escuché a las víctimas que todavía están sufriendo las consecuencias años después. Ellos me rogaron que hiciera algo para evitar que esto le pase a otros”.

El ministro de Inmigración hacía referencia a los casos de personas que logran entablar una relación con un canadiense o residente permanente en base a mentiras, una vez se casan consiguen su residencia a través del programa de inmigración familiar y una vez llegan al país abandonan a la persona que los apadrinó y terminan la relación.

Esta nueva medida es independiente a una anunciada por el gobierno la semana pasada, la cual prohíbe a las personas que consiguieron su residencia a través del apadrinamiento introducir una aplicación de apadrinamiento de su nuevo esposo y pareja durante un periodo de cinco años.

El gobierno dice que será estricto con este tipo de casos. Los que irrespeten estas nuevas medidas podrían perder su residencia permanente, ser expulsados del país e incluso imputados por cargos criminales.

“El problema de los matrimonios fraudulentos es serio y solo empeorará si no tomamos medidas que protejan la integridad de nuestro sistema de inmigración al tiempo que desmotiven a las personas a utilizar el matrimonio por conveniencia para hacer trampa en su camino a Canadá”, dijo Kenney.

De igual forma, el Ministerio de Inmigración aclaró que los nuevos requisitos no aplicarán en casos en los que exista evidencia de violencia doméstica o maltrato por parte de la persona que apadrinó a su pareja o alguno de sus familiares.

El gobierno trabajará junto a las comunidades y asociaciones para encontrar la mejor manera de ayudar a las personas que estén involucradas en relaciones violentas con maltrato físico o sicológico.

Twitter: @PabloJinko – pablo@noticiasmontreal.com

Foto: CIC