domingo, 11 de marzo de 2012

¿Tímido con las mujeres? Tranquilo, ahora puedes aprender a ser un seductor

Publicado en:
Entretenimiento
Por:
Temas:

En numerosas partes del mundo han proliferado los cursos de cómo conquistar a unas mujer y -como se diría- no morir en el intento. Hay clases en vivo o en internet. Lo interesante de hoy, es el enfoque y las técnicas utilizadas.

Por ejemplo, se habla de la importancia de afianzar primero el amor por uno mismo, que de por sí ya es bastante. También se utilizan técnicas neurolingüísticas que es un poderoso medio de autoayuda personal.

Por tanto, usted puede pasar de un don nadie a un Don Juan.

El Tiempo

Los hombres solos que, por su timidez o su inseguridad, no han confesado su amor y piensan que conseguir pareja es una cuestión ajena y propia de galanes de telenovela tienen ahora una alternativa gracias a las crecientes escuelas de seducción en el mundo.

En ellas se profesa que, prácticamente, cualquier hombre puede convertirse en un conquistador y que lo más importante es seducirse plenamente a sí mismo. También recalcan que el físico no cuenta tanto para las mujeres como para los hombres y que la cuestión es de inteligencia emocional. Eso es, al menos, lo que defienden las cada vez más numerosas escuelas de seducción, cuyos métodos y enseñanzas, ya sean impartidos en vivo o incluso a través de Internet, prometen transformar a un don nadie en un Don Juan, casi de la noche a la mañana.

Para ello, «lo más importante es cómo te sientes, lo que se llama ‘juego interno’ «, dice Carolina Bahamón, de la compañía bogotana Vida Excepcional, que ofrece talleres con el experto polaco Mateusz Grzesiak. Cuando un hombre está nervioso, impaciente o temeroso, lo transmite con su lenguaje corporal; estados que son percibidos fácilmente por ellas y que, a su vez, las hacen sentir incómodas, nerviosas o impacientes.

La clave, agrega Bahamón, es la utilización del medio a su favor: las personas tienen que estar en un buen estado emocional, tranquilas y empoderadas para que todo lo que está en el medio exterior pueda convertirse en un insumo. «Si ella dice que no quiere bailar ni hablar, el ‘no seductor’ se va aturdido como un perdedor; el seductor, en cambio, sabrá cómo sacarle una sonrisa e irse airoso».

Pero no se trata de tips ni de fórmulas, sino más bien de la utilización de la creatividad para, de manera espontánea, hacer sentir bien a las mujeres y conquistarlas.

Los talleres del polaco duran tres días y cuestan $ 1.500.000 más IVA. No son los únicos que se ofrecen en el país. Esta es una de las cuatro empresas que enseñan este arte. Las más económicas cobran $ 160.000 por taller y suelen entregar una serie de trucos.

Seducirse a sí mismo

«La primera persona a la que debes seducir, la más importante, eres tú», esa es la clave, según manifiesta el español Mario Luna, autor de libros sobre el arte de ligar y fundador de Seducción Científica, escuela dedicada al tema.

No obstante, para que un hombre conquiste a la mujer de sus sueños no basta con que se quiera a sí mismo. También debe entender las diferencias entre la psicología masculina y la femenina. «El mayor obstáculo al que se enfrentan los hombres es su propio ego, porque les cuesta reconocer que están más perdidos que un pato cuando se trata de entender las necesidades femeninas», señala Luna, quien destaca una serie de actitudes «erróneas» que se deben eliminar.

Son, entre otras, la mentalidad de escasez, que consiste en que el hombre sienta necesidad por la primera mujer atractiva que le haga caso; la obsesión con el resultado, en lugar de priorizar el proceso como algo estimulante. Y, sobre todo, lo que un aspirante a seductor debe corregir es el déficit de habilidades para dar una dirección romántica y sexual a las interacciones y así no caer en la llamada ‘zona de amigos’.

La buena noticia es que seducir sí se puede aprender y ya hay escuelas que lo enseñan.

Mitos

‘La belleza es lo de menos’

La mayor limitación de un hombre, según el especialista español Mario Luna, es pensar que para ellas el físico es lo más importante.

«La mayoría de hombres no tiene un problema de físico, sino de actitud. Sin embargo, un físico desatendido puede cerrar muchas puertas, no tanto por el atractivo, como por lo que comunica».

Testimonio

‘Ahora soy un hombre alfa’

Alberto, de 27 años y exitoso profesional del mercadeo, supo solo hasta hace dos años lo que era ser un conquistador. Su timidez lo llevó a pagar un curso de seducción con el polaco Mateusz Grzesiak, a través de Vida Excepcional, en Bogotá.

«La gran lección que aprendí es que yo ya soy suficiente y no tengo que aparentar -le contó a EL TIEMPO-. Eliminé creencias limitadoras, como esa de que las mujeres buscan al más rico o al más apuesto, aunque así parezca».

Para él, las mujeres buscan realmente al hombre alfa, al que describe como un líder que no tiene que ser el que «hable más fuerte» o el que «más llame la atención».

Descarta las fórmulas mágicas: «Cambié mi visión y mis relaciones, hasta en mi trabajo. Uno no puede dejar de ser quien es de un día para otro, y no se trata de eso, sino de perfeccionar una técnica que funciona y de practicarla. Sigo siendo tímido, pero ahora ese es mi potencial con las mujeres. Sé quién soy y lo potencio con creatividad».

Saber pensar es la clave

Sesiones de programación Neurolingüística

La clave, no solo para la seducción, sino para la vida, según la compañía Vida Excepcional, es una comunicación muy asertiva.

Por eso, trabajan con la programación neurolingüística. «Es una estrategia de pensamiento -dice Carolina Bahamón, gerente- para ser un líder, así sea en la seducción».

Foto: iurdsaojosedoriopreto.spaceblog.com.br