lunes, 12 de marzo de 2012

Evo Morales pide despenalizar la coca para fines medicinales y tradicionales

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Evo Morales

El presidente de Bolivia, Evo Morales, solicitó ante la Comisión de Estupefacientes de la ONU, en Viena, despenalizar en su país el cultivo y el uso de la coca para fines medicinales y el consumo de los indígenas como es su tradición.

En este tema Bolivia ha dado pasos incomprensibles. En junio del año pasado, el presidente Morales se retiró de la Comisión de Estupefacientes de la ONU, pero seis meses después solicitó su reingreso. Un reingreso que aún no está decidido. Corre el riesgo que no lo acepten. La ONU se ha fijado el plazo hasta enero del 2013 para tomar una decisión al respecto.

Por otro lado el presidente Morales pide la despenalización no de toda la coca, sino de una parte, la que sería utilizada para fines medicinales y tradicionales. Pero actualmente Bolivia tiene autorización para preservar de manera legal 12.000 hectáreas (39%) de las 31.000 sembradas, para los fines solicitados.

El Mundo.es

Con una hoja de coca en la mano, el presidente de Bolivia, Evo Morales, ha defendido ante la Comisión de Estupefacientes de la ONU reparar «un error histórico» y despenalizar en su país esa planta para usos tradicionales y medicinales.

«Le pido a todas las instituciones, a todos los países, que se repare un daño histórico», ha declarado en Viena Morales sobre la inclusión de la hoja de coca en la lista de sustancias bajo control internacional en la convención antidrogas de 1961.

«No hay ningún dato en el mundo que diga que esta hoja de coca haya hecho daño a la salud ni al ser humano», ha subrayado Morales en un discurso de medio hora que ha finalizado con aplausos de numerosas delegaciones.

Morales incluso ha mostrado desde el podio toda una amplia gama de productos fabricados con hoja de coca, como mermelada, té, mate, refrescos, e incluso un licor elaborado en Holanda.

«Los productores de la hoja de coca no somos narcotraficante, los consumidores no somos narcodependientes», ha relatado Morales, para explicar que se recuperó recientemente de una dolencia en el estómago gracias al mate de coca.

El mandatario boliviano también ha destacado en su discurso los avances hechos en su mandato en la lucha contra el narcotráfico y el propio compromiso de los cultivadores de hoja de coca de racionalizar sus cosechas. «En Bolivia no va a haber libre cultivo de coca, pero tampoco va a haber cero de coca», ha asegurado.

También ha lamentado que los narcotraficantes tengan «mayor equipamiento y mayor tecnología que el Estado mismo», lo que hace difícil la lucha contra las drogas para un Gobierno con escasos recursos.

Una planta considerada estupefaciente

Por ello, ha solicitado a la comunidad internacional «su participación efectiva con radares, helicópteros, aviones tripulados y no tripulados para que el combate contra las drogas sea mucho más efectivo».

Bolivia deicidio el pasado junio retirarse de la Convención Única sobre Estupefacientes de la ONU, arguyendo que veta el masticado de la hoja de coca, ya que clasifica esa planta como estupefaciente y la somete a control internacional.

El mismo día de la entrada en vigor la medida, el 1 de enero de este año, La Paz volvió a solicitar su adhesión a la Convención, pero con una reserva sobre la prohibición del uso de la hoja de coca en Bolivia para fines tradicionales.

Los 184 países que forman parte de la Convención Única sobre Estupefacientes tienen un año de plazo, hasta enero de 2013, para decidir sobre la readmisión de Bolivia, que debe ser sometida a votación en el Consejo Económico y Social de la ONU.

Si un tercio de las naciones rechaza la reserva, el país andino no recuperará su condición de Estado miembro de la Convención.

Con 31.000 hectáreas sembradas, Bolivia es el tercer productor de hoja de coca del mundo, después de Colombia y Perú, de las cuales 12.000 son legales y están destinadas a usos tradicionales.

Foto: elmundo.es