martes, 13 de marzo de 2012

Consumo diario de carnes rojas aumenta el riesgo de muerte prematura según estudio de Harvard

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Estudio de Harvard, consumo de carnes rojas aumenta el riesgo de muerte prematura, carnes rojas procesadas,

Nuevas investigaciones de la Escuela de Salud Pública de Harvard sugieren que incluso el consumo moderado de carnes rojas representa un riesgo más serio de lo que se cree.

Los investigadores hicieron un estudio en más de 37.000 hombres del Harvard Health Professionals Follow-Up Study y más de 83.000 mujeres del Harvard Nurses Health Study durante casi tres décadas. Los participantes llenaron detallados cuestionarios sobre su diete y su estilo de vida cada cuatro años.

Un total de 23.926 muertes se registraron durante el período de estudio, incluyendo 5.910 generadas por enfermedades cardiovasculares y 9.464, por cáncer. Los resultados fueron reportados por Frank Hu, profesor de nutrición y epidemiología de Harvard y su coautor, en la publicación de esta semana de los Archives of Internal Medicine.

Ninguno de los participantes tenía enfermedad cardiovascular o cáncer cuando comenzó el estudio, según reseña CBC.

“Este estudio provee clara evidencia de que el consumo regular de carne roja, especialmente de la procesada, contribuye sustancialmente a la muerte prematura”, dijo Hu en un comunicado.

“Por otra parte, escoger fuentes de proteínas más saludables en lugar de carnes rojas, puede dar grandes beneficios a la salud”.

Comer una porción por día de carne roja no procesada como de res, cochino o cordero, de 86 gramos, estuvo asociada con el aumento de 1,13 veces del riesgo de mortalidad, indicaron los expertos.

Para las carnes procesadas, como la de la salchicha o la de tocineta, el riesgo aumentó a 1,20 veces por cada porción extra.

Opciones más saludables de proteína

Las carnes rojas, sobre todo las procesadas, contienen ingredientes que están vinculados al incremento del riesgo de cáncer y de enfermedades del corazón, destacaron los especialistas. Esos ingredientes incluyen grasas saturadas, sodio y nitratos que se forman cuando se cocinan.

Sin embargo, los autores del reporte estiman que el sustituir la porción de carne roja por otra fuente de proteína, como pescado o lentejas, disminuye el riesgo.

La moderación es la clave cuando se trata de comer carnes rojas, según el médico especialista Karl Kabasele. Sugirió que es necesario balancear las fuentes de proteína a lo largo de la semana, incluyendo platos vegetarianos.

La Heart and Stroke Foundation of Canada advierte a los comensales:

-Opte por cortes magros.

– Cuidado con las porciones.

-Corte el exceso de grasa antes de cocinarla.

-Utilice métodos de bajos en grasa, como a la plancha, a la parrilla u horneado.

En el estudio, los hombres y mujeres con alta ingesta de carne rojas eran menos activos y más fumadores, tomadores de alcohol y tenían mayor masa corporal. Los investigadores trataron de controlar esas variables, pero encontraron que era difícil separar los efectos del consumo de carne del estilo de vida. Una relación de causa y efecto no pudo ser determinada.

Factores como historias familiares de ataques al corazón, cáncer y diabetes tipo 2 fueron considerados en el análisis.

El estudio fue apoyado por el U.S. National Heart, Lung and Blood Institute y el U.S. Natioanl Cancer Institute.

Foto: Captura de pantalla – CBC