lunes, 19 de marzo de 2012

Atentado en Toulouse: presidente Sarkozy indica que es «una tragedia nacional»

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Tiroteo en Fancia

Los hechos ocurrieron en el colegio judío Ozar Hatora de Toulouse, al sur de Francia. Eran alrededor de las 7:45  de la mañana cuando un hombre montado en una moto llegó al lugar y abrió fuego.

Las balas impactaron mortalmente a un profesor de religión y sus dos hijos, y otro niño de 10 años. Los cuatro murieron. El hombre, en su loca carrera, continuó por el centro de la ciudad persiguiendo a otros alumnos, logrando herir a otros cinco, uno de ellos de gravedad.

El Presidente Nicolas Sarkozy llegó en horas de la tarde  a Toulouse. Señaló que el incidente se trata de una «tragedia nacional» y decretó un minuto de silencio en honor a las víctimas. Agregó que harán todo lo posible por encontrar  juzgar al asesino.

«Son nuestros hijos, no son simplemente sus hijos, son nuestros también. En el territorio de la República no asesinamos a niños de esta manera sin rendir cuentas», señaló.

Reporte de El País

 

Un desconocido subido a una motocicleta ha abierto fuego a las 7.55 de este lunes a las puertas y en el interior del colegio judío Ozar Hatora de Toulouse (sur de Francia), y ha causado la muerte a un profesor de religión, de 30 años, sus dos hijos, de tres y seis años, y otro niño de 10 años, según ha confirmado el fiscal de la ciudad, Michel Valet. El pistolero ha disparado, en primer lugar, contra un grupo de padres y menores que se encontraban a las puertas de la escuela, que alberga a 200 alumnos en el barrio residencial de Roserai. Tras este primer ataque, el sujeto ha entrado en el centro y, según el fiscal, ha perseguido a los alumnos abriendo fuego. El tiroteo ha causado heridas a al menos otras cinco personas. Una de ellas, un joven de 17 años, se encuentra en estado grave. Las primeras investigaciones encuentran similitudes entre este ataque y el asesinato la semana pasada de tres militares franceses.

La policía ha encontrado casquillos de bala de dos pistolas diferentes, una del calibre 11.43 y otra de 9 milímetros. El hombre habría utilizado el arma con calibre 9 milímetros a la entrada del centro. Una vez que esta se encasquilló, el agresor habría sacado otra con la que ha accedido al interior de la escuela. «Disparó contra todo lo que tenía delante de él», ha manifestado Valet. Según ha contado a la emisora France Info la madre de un alumno, el autor de los disparos “ha llegado en una moto blanca”. Otros testigos afirman, sin embargo, que la moto era negra.

Las autoridades sospechan que el autor de los disparos puede ser el mismo hombre que la semana pasada usó un patrón semejante en dos tiroteos ocurridos en la misma zona del país. El domingo pasado, un militar francés fue abatido a tiros en plena calle en Toulouse, y el jueves dos militares más murieron y otro resultó herido muy grave en la cercana ciudad de Montauban.

Las investigaciones apuntan a que los casquillos 11.43 son los mismos usados en los ataques contra los soldados paracaidistas, que fueron perpetrados por un hombre con casco que montaba una Suzuki 650 Bandit de color negro. El ministro de Interior, Claude Guéant, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, han afirmado que hay “semejanzas” entre los tres sucesos. La policía francesa había desplegado un gran operativo para localizar al asesino de los militares, pero todavía no lo ha encontrado.

La fiscalía antiterrorista ha abierto este lunes una investigación por los tres sucesos, el ataque contra la escuela y los asesinatos de los militares. Según ha comunicado el fiscal, François Molins, su departamento ha asumido las competencias de los hechos «calificados como asesinato e intento de asesinato en relación con una trama terrorista».

Sarkozy, sumergido en plena campaña para las elecciones del 22 de abril, ha llegado ya a Toulouse, junto al presidente del Consejo de Representantes Judíos de Francia, Richard Prasquier. «El odio no ganará«, ha dicho Sarkozy desde el lugar de los hechos, «la República es más fuerte que el odio». «Pondremos todos nuestros esfuerzos para que el asesino sea detenido y pague por sus crímenes», ha añadido. Hasta allí viaja también el candidato de los socialistas franceses a la presidencia, François Hollande, quien ha suspendido la campaña electoral.

Israel se ha mostrado “horrorizado” por la noticia, igual que el Gran Rabino de Francia, Gilles Bernheim, que también viaja a esta hora hacia Toulouse. Los centros de culto han elevado las medidas de seguridad. Es el primer ataque contra un objetivo judío desde el atentado en 1982 contra un restaurante de la calle Rosiers de París. La comunidad de esta confesión en Francia, la  mayor en suelo europeo, cuenta con unas 700.000 personas.

Foto: elpaís.com