domingo, 25 de marzo de 2012

El presidente Obama visita la zona desmilitarizada entre Corea del Norte y Corea del Sur

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

El presidente Obama visitó ayer la zona desmilitarizada o «zona de la libertad» que se encuentra entre las dos Coreas, del Norte y del Sur. Aprovechó la oportunidad para echar un vistazo a Corea del Norte, aunque sea a través de unos prismáticos larga vistas.

Estados Unidos no está de acuerdo con el lanzamiento por parte de Corea del Norte de un satélite por medio de un misil de largo alcance. Sostiene que eso es un ensayo nuclear encubierto, lo que viola el acuerdo al que llegó a fin de recibir 240.000 toneladas en ayuda alimentaria.

Barack Obama se encuentra de visita en Corea del Sur para asistir a la II Cumbre sobre Seguridad Nuclear, que comienza mañana. Asisten,entre otros, el presidente chino Hu Jintao y el presidente ruso Dmitri Medvédev.

El Mundo.es

El presidente de EEUU, Barack Obama, ha visitado la zona desmilitarizada entre las dos Coreas para saludar a las tropas allí destacadas, en medio de tensiones con Pyongyang por la amenaza norcoreana de lanzar un satélite sobre un misil de largo alcance. Sobre este asunto, Obama ha asegurado que la amenaza norcoreana de lanzamiento de un satélite es una «violación directa de sus propios compromisos». Es la primera visita de Obama, que ha viajado a Corea del Sur en tres ocasiones en su mandato, a la zona desmilitarizada.

El presidente llegó al destacamento de Camp Bonifas acompañado del embajador de EEUU en Seúl, Sung Kim, donde fue recibido por el comandante de las fuerzas conjuntas en Corea del Sur, el general James Thurman.

Obama saludó personalmente a una cincuentena de los soldados estadounidenses destacados en la zona desmilitarizada, a los que aseguró que se encuentran «en la frontera de la libertad».

‘Orgulloso’ de sus tropas

«El contraste entre Corea del Sur y Corea del Norte no podría ser más abrupto, no podría ser más claro», afirmó el mandatario, que declaró que los soldados destacados en el área forman parte de «una larga línea» de militares que han permitido la prosperidad de Corea del Sur. «No podría estar más orgulloso de ustedes», subrayó el presidente estadounidense.

Obama también iba a reunirse con ocho soldados surcoreanos en el puesto de observación Ouellette, el punto de observación más cercano a la línea de demarcación.

La plataforma de observación se encuentra a unos cien metros de la línea de demarcación y a unos 40 kilómetros de Seúl.

Un pelotón de 45 soldados surcoreanos mantiene la seguridad del puesto, dotados con once cámaras de alta precisión, cuatro torretas de control y búnqueres bajo tierra.

El presidente dedicó cerca de diez minutos a mirar Corea del Norte a través de unos prismáticos, mientras preguntaba a sus acompañantes militares el lugar exacto de la línea de demarcación en algunos puntos y el tamaño de una aldea norcoreana a unos doce kilómetros de distancia.

II Cumbre de seguridad nuclear

El desplazamiento a la zona desmilitarizada, el primer acto oficial del presidente tras su llegada a Seúl para participar en la II Cumbre de Seguridad Nuclear, se produce en medio de fuertes tensiones con Pyongyang tras la amenaza norcoreana de lanzar el mes próximo un satélite de observación sobre un misil de largo alcance.

Pyongyang asegura que es un homenaje al centenario de su líder Kim Il Jong, mientras que Washington considera que se trata de un ensayo encubierto de lanzamiento de misiles de largo alcance que viola los compromisos internacionales norcoreanos.

La amenaza pone en peligro el acuerdo alcanzado el 29 de febrero por el cual Corea del Norte se comprometía a renunciar a sus pruebas nucleares y de misiles a cambio de 240.000 toneladas en ayuda alimentaria.

La situación en Corea del Norte promete dominar -aunque no figura en la agenda oficial ni Pyongyang participa en la reunión- la II Cumbre sobre Seguridad Nuclear que se inaugura este lunes en Seúl.

Obama abordará el asunto hoy con el presidente surcoreano, Lee Myung Bak, con el que celebrará una reunión bilateral antes de ofrecer una rueda de prensa conjunta. El mandatario estadounidense tratará también la cuestión norcoreana mañana con el presidente chino, Hu Jintao, y el presidente saliente ruso, Dmitri Medvédev.

La cumbre de Seúl, que da seguimiento a la celebrada en 2010 en Washington a iniciativa del propio Obama, tiene como objetivo procurar la seguridad de los materiales e instalaciones nucleares en todo el mundo

Fotos: elmundo.es