martes, 27 de marzo de 2012

Jean Charest podría bonificar los préstamos y las becas a los estudiantes

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Jean Charest podría aumentar préstamos y beca para los estudiantes

El primer ministro Jean Charest fue abordado en la puerta de otro compromiso para que hablara sobre los estudiantes en huelga. Mencionó, por primera vez y tímidamente, una bonificación del régimen de préstamos y becas.

En conferencia de prensa para anunciar la ampliación del paseo Samuel-De Champlain, Charest fue interrogado por el conflicto que enfrenta su gobierno con los estudiantes debido al alza de las matrículas de 75% en cinco años. No envió ninguna señal de que cederá sobre este punto.

Sin embargo,  se le preguntó si está abierto a asumir ciertos compromisos bien sea con los estudiantes o con el régimen de préstamos y becas. Recordó entonces que este sistema es “es el más generoso de Norteamérica”, las becas totalizan 500 millones de dólares. “¿Es posible hacer mejor nuestro sistema? La respuesta será siempre sí, poco importa el día en el que me pregunten sobre ello. La respuesta será todo el tiempo ‘sí’”, afirmó.

“Pero en el tema político, refiriéndose a los derechos de escolaridad, reiteraré con insistencia que fue un tema objeto de largos debates”, agregó, según reseña La Presse.

El gobierno de Charest anunció un aumento de 118 millones de dólares para los préstamos y las becas desde ahora y hasta el período 2017-2018. Esta suma podría ser revisada al alza.

«Siempre escuchamos a los estudiantes y somos sensibles a lo que dicen. Diciendo esto, la opción que hicimos es por el futuro de Quebec, para tener un sistema  de educación post secundario de calibre mundial”, afirmó Charest, quien recordó a los estudiantes que pagarán 17% de los costos de su formación al término.

“No es una línea dura. Es una posición razonable que pide a todos hacer un esfuerzo…Gobernar en Quebec no siempre es decir ‘sí’. Ser primer ministro de Quebec quiere decir que hay -a veces- que tomar decisiones que no son populares. Pero el futuro de Quebec pide que tengamos la capacidad como sociedad de tomar decisiones que no son, puede ser, populares hoy pero que son buenas al fin de cuentas”, concluyó.