lunes, 23 de abril de 2012

Crisis en Holanda: el Primer Ministro Mark Rutte y todo su gabinete oficializan su renuncia

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

La caída del gobierno holandés estaba anunciada desde el sábado y hoy se hizo efectiva. El primer ministro Mark Rutte presentó a la Reina Beatriz I su dimisión y la de todo el gabinete.

Fue la llamada «ultraderecha» la que provocó la caída. Geert Wilders, del Partido por la Libertad, se salió de la alianza que sostenía al frágil gobierno de Rutte.

Las exigencias de la Comunidad Europea de bajar el déficit holandés al 3% de PBI fue la  manzana de la discordia. Wilders, quien es opuesto a los Acuerdos de Bruselas, no aceptó el paquete de ajustes que presentó Rutte para poder cumplir esta meta. Vino entonces la crisis.

Reporte de AFP:

El primer ministro holandés, Mark Rutte, ha presentado su dimisión y la de todo el Ejecutivo a la reina Beatriz. Rutte mantuvo una reunión de dos horas con la monarca, que le pidió «seguir haciendo todo lo que consideren necesario para el interés del reino».

El Gobierno había entrado en crisis tras perder la mayoría parlamentaria que le daba el apoyo de los antimusulmanes de Geert Wilders (PVV), que el pasado fin de semana se retiraron de las negociaciones sobre los nuevos ajustes económicos para corregir el déficit.

La caída del Ejecutivo llevará a la convocatoria de elecciones anticipadas, que según medios locales se celebrarán probablemente entre septiembre y octubre.

«El primer ministro, M. Rutte, ha presentado ante la reina Beatriz la dimisión de todos los ministros y secretarios de estado, con efecto inmediato«, indica un comunicado difundido por el gobierno holandés.

Este martes habrá un debate en el parlamento holandés en el que los diputados escucharán las palabras del primer ministro. A continuación, se irán marcando los pasos a seguir para crear un nuevo Gobierno.

Un paquete de ajustes rechazado

Los medios de comunicación holandeses publican que, tras siete semanas de negociaciones, los liberales y democristianos habían pactado un paquete de ajustes por valor de 15.000 millones de euros, que Wilders rechazó el fin de semana.

Los ajustes se consideran necesarios para rebajar el déficit público hasta el 3% del Producto Interior Bruto (PIB) que exige Bruselas en 2013. Los últimos pronósticos indicaban que el déficit sería de un 4,6% el próximo año si no se aprobaba un nuevo paquete de medidas, que Holanda tiene que presentar a la UE el próximo 30 de abril.

Según Wilders, la retirada de su apoyo responde a que su partido no está dispuesto a «seguir los dictados de Bruselas» si eso significa que personas como los jubilados pierden poder adquisitivo.

 Foto: Efe/Phil Nijhuis