miércoles, 25 de abril de 2012

Escándalo por subvenciones federales a revistas de Quebec de contenido «sexy»

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Escándalo por subvenciones a revistas Summum con dinero del arte y la cultura

La concesión de parte de Patrimoine Canadiene de una subvención a las revistas Summun y Summun Girl hizo reaccionar a los organismos comunitarios dedicados a la ayuda de las mujeres y a los artistas del mundo del documental, quienes han visto cómo su financiamiento se ha reducido en los últimos años.

Las dos revistas de Quebec, propiedad de Éditions Genex, acaban de recibir más de 190.000 dólares en subvenciones de parte del Gobierno de Harper en apoyo a las artes y la cultura.

Esta realidad hizo reaccionar a la exdiputada del Bloc Québécois, Christiane Gagnon, quien trabaja hoy como voluntaria para la Maison de Marthe, un organismo que ayuda a las mujeres prostituidas, entre otras.

Gagnon ha denunciado más de una vez los recortes del Gobierno en el financiamiento de los organismos destinados a la causa de las mujeres, según informa Le Huffington Post Québec.

“Es vergonzoso ver que casi 200.000 dólares fueron dados para publicar este tipo de revista y que fueron destinados a la empresa privada. Hay organismos comunitarios que quieren ayudar a las mujeres a salir de la prostitución, entre otras, que tienen necesidad de esos recursos”, dijo Gagnon.

La alarma también se encendió en Yanick Létourneau, productor y director. “Cuando vemos que grupos privados como Genex obtienen financiamiento público para sostener la cultura y que el dinero es utilizado en ese tipo de revistas, nos preguntamos de forma muy seria qué va a pasar en Canadá en cuanto al financiamiento de la cultura”, dijo.

Summun se defiende

Por su parte, el redactor en jefe de las dos revistas, Alain Rochette, estima que tiene derecho a las subvenciones que el Gobierno Federal le ha otorgado. Summun y Summun Girl reciben desde 2009 montos importantes cada ejercicio fiscal.

“Puedo entender que entender que las damas pasen por momentos negativos, pero quiero decir que no puedo hacer nada. El Gobierno me da el dinero. Tengo el derecho”, indicó.

Rochette agregó que asume el contenido de ambas revistas y que todo se trata de imágenes y percepciones.

“Somos un objetivo fácil a atacar porque hacemos algo que no muchos hacen en Quebec: tener un contenido glamoroso y sexy”, aseveró.

Rochette destacó que algunos grandes “jugadores” del mercado, como Reader’s Digest y TVA Publications, están mucho más privilegiados que él en materia de subvenciones federales.

Foto: Revistas Summum