jueves, 26 de abril de 2012

Charles Taylor, expresidente de Liberia, condenado por crímenes de lesa humanidad y de guerra

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Charles McArthur Ghankay Taylor fue presidente de Liberia desde 1997 hasta 2003. Convivió prácticamente toda su vida con la violencia y la ejerció despiadadamente contra su pueblo. Extendió su brazo ejecutor hacia la vecina Sierra Leona, promoviendo la guerra civil en ese país y ejecutando toda suerte de atropellos a los derechos humanos y crímenes de guerra.

El 29 de marzo del 2006, fue detenido mientras intentaba cruzar la frontera de Camerún. Posteriormente fue llevado a  Holanda y sentado ante el Tribunal Especial para Sierra Leona dependiente de la Corte Penal Internacional.

Charles Taylor fue encontrado hoy culpable de 11 cargos, curiosamente por los delitos cometidos en Sierra Leona y no en su país, por los cuales aún no se han reunidos todas las pruebas que se necesitan. Taylor pasará el resto de sus días en una cárcel en Gran Bretaña.

El Mundo.es

Culpable. La palabra mágica ha sonado en La Haya. Charles Taylor, una de las peores pesadillas del continente negro, va a tener que pagar por sus crímenes después de un juicio que ha durado casi cinco años.

Aunque cualquier condena parece menor si se compara estar interno en una prisión británica con violar, asesinar, mutilar, esclavizar y otra serie de lindezas que el antiguo líder de Liberia llevó a cabo tanto en su país como en la vecina Sierra Leona.

Su juicio sin embargo no ha sido completo. El Tribunal Especial para Sierra Leona (TESL) de la Corte Penal Internacional no ha podido perseguirlo por los crímenes cometidos en su propia tierra, que gobernó con puño de hierro durante seis años, sino que se tuvo que limitar a su competencia, Sierra Leona.

El juicio contra el liberiano se basó en que apoyaba a la milicia rebelde sierraleonesa Frente Unido Revolucionario (FUR) a cambio de recibir diamantes. Esta guerrilla obtuvo fama mundial por su uso de niños soldado, su costumbre de cortar brazos y piernas a sus víctimas y el uso de esclavos.

La clave del proceso era demostrar que el Taylor apoyó o incluso ordenó llevar a cabo las atrocidades a las que el FUR sometió a Sierra Leona. Y el tribunal de La Haya ha considerado que las pruebas son más que suficientes.

Un juicio a distancia

Charles Taylor ha sido juzgado en La Haya y no en Freetown, capital de Sierra Leona. Según los planes iniciales, el juicio debería haber tenido lugar en el país africano, con el fin de permitir a las víctimas ver cómo se hacía justicia. De hecho, se pudo escuchar la acusación de los 11 cargos contra el acusado en Freetown. Pero el miedo a que el proceso provocara inestabilidad tanto en Sierra Leona como en Liberia, el TESL decidió que era mejor trasladar el juicio y al enjuiciado a La Haya. El Gobierno holandés aceptó a cambio de que, en caso de condenarlo a prisión, cumpliera su sentencia en otro país. Reino Unido se hará cargo del criminal.

Los cargos

El juicio contra Taylor se ha basado en 11 cargos considerados como crímenes contra la humanidad, crímenes de guerra y «otras graves violaciones del derecho humanitario internacional», como las define el TESL en sus propios documentos.

Crímenes contra la humanidad

1. Asesinato

2. Violación

3. Esclavitud sexual y otras formas de violencia sexual

4. Otros actos inhumanos

5. Esclavitud

Crímenes de guerra

6. Actos de terrorismo

7. Violencia contra la vida, salud y la integridad física o mental de la persona, asesinato en particular

8. Atrocidades sobre la dignidad de la persona

9. Violencia contra la vida, salud y la integridad física y mental de la persona, trato cruel en particular

10. Pillaje

Otras graves violaciones del derecho humanitario internacional

11. Reclutar o alistar niños por debajo de los 15 años de edad en grupos o fuerzas armadas o usarlos para participar activamente en hostilidades.

Foto: world.topnewstoday.org