jueves, 26 de abril de 2012

Comerciantes afectados por venta de drogas en las cercanías de la estación Berri-UQAM

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Comerciantes vecinos de Berri-UQAM molestos por la comercialización de drogas en el sector

Los comerciantes que tienen sus establecimientos en las cercanías de la estación Berri-UQAM ya han tenido suficiente con la venta de drogas en las adyancencias.

“Es terrible para nosotros. Es muy duro. No estamos tranquilos nunca”, denunció Ramy Slaibi. “Las múltiples manifestaciones que se están dando en el centro no pueden ayudar”.

Propietario de una franquicia Presse café de la calle Ste-Catherine desde hace un año, Slaibi ha sido testido de deals de droga, incluso al interior de su establecimiento, reporta TVA Nouvelles.

“Ahora siempre me quedo para trabajar, pero también para sacarlos”, aseveró. Asimismo, instaló cámaras para seguir lo que ocurre en su comercio desde su teléfono inteligente y de una pantalla que tiene en su casa.

Está en camino de mejorar la situación, a su juicio. Ahora, los clientes son gente de negocios, estudiantes, “pero antes…”.

“No había cuando compré el lugar. Invertí mucho dinero y es una esquina detestable”. Sin embargo, dijo que la “limpieza” era un reto personal.

Si bien este fenómeno no tiene nada de nuevo, sigue siendo un mal para los comerciantes vecinos.

“Siempre ha habido clientes que huyen, pero desde hace algunos meses hay cada vez más”, deploró el dueño de un comercio que prefirió hablar desde el anonimato por temor a represalias. “No son amables”, advirtió.

“Muchos clientes se sienten en peligro y se quejan. Dicen que ya no quieren venir”, aseguró el gerente de otro comercio.

“Los que trafican están con frecuencia frente a la tienda. Les digo que se vayan, que es un comercio. Llamo a la policía si permanecen allí”, dijo.

Policías y cámaras en el lugar

De parte del Servicio de la Policía de Montreal, indica que los oficiales intervienen en el sector de forma continua. Los cuerpos policiales instalaron además cámaras en el sector, sobre todo, en las intersecciones de las esquinas Ste-Catherine y Berri, con el objetivo de tener el ojo sobre los traficantes.

Sin embargo, el SPVM no logró confirmar o negar un incremento de la venta de droga en el lugar, ni si la instalación de cámaras ha surtido efecto en la prevención.

“Las cámaras son excesivamente disuasivas entre los clientes que consumen tiempo y que no quieren ser grabados”, afirma el director comercial de la Société de développement commercial du Village, Bernard Plante. A su juicio, el SPVM acumula muchas pruebas a través de estas.

La impresión que tienen los comerciantes de una presencia que aumenta de los vendedores es probablemente atribuible a la llegada de la primavera. “Va a haber una mejora con el regreso de la animación veraniega”, concluyó.

Foto: Google Maps