sábado, 28 de abril de 2012

A casi un año de la operación contra Osama bin Laden: así lo recuerda Leon Panetta

Publicado en:
Lectura Obligada
Por:
Temas:

Operación de captura de Osama bin Laden

Hace casi un año Estados Unidos conseguía su máxima victoria en la lucha contra el terrorismo: consiguieron y acabaron con Osama bin Laden.

La noticia, rodeada de muchos mitos y críticas, fue uno de los puntos más destacados del año 2011. Un calendario después, el secretario de Defensa, Leon Panetta, recuerda ese día del 2 de mayo.

Entrevista de AFP:

El secretario de Defensa estadounidense, Leon Panetta recuerda un año después la operación que acabó con la muerte de Osama Bin Laden como una larga sucesión de momentos de tensión, en los que sólo cabía morderse las uñas y esperar los resultados a miles de kilómetros de distancia.

“Está claro que no hay ninguna clase de fórmula mágica para destruir de golpe a Al Qaida”, declaró Panetta el viernes a bordo del avión militar que lo llevaba de regreso a Washington, tras su primera gira por América Latina.

Pero “no creo que quede ninguna duda de que Estados Unidos es un país más seguro gracias a la operación Bin Laden” del 2 de mayo de 2011, añadió Panetta, que era entonces director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Panetta, al mando del operativo en la sede de la agencia, estaba en contacto permanente y simultáneo con el almirante William H. McRaven, jefe del cuerpo de Fuerzas Especiales estadounidenses en Jalalabad (Pakistán) y con la Casa Blanca, donde el presidente Barack Obama estaba rodeado de sus principales consejeros de seguridad nacional.

Fue una larga noche con “momentos para morderse las uñas”, recordó con una sonrisa Panetta ante los periodistas.

Tras meses de recoger información, de espiar incesantemente la casa en Abbottabad (Pakistán) y de estudiar las diferentes opciones, el presidente había dado la orden final 48 horas antes, aun sin tener la certeza absoluta de que Bin Laden estuviera ahí.

El primer momento de preocupación “fue cuando los helicópteros entraron en Pakistán”, evocó Panetta.

Era una hora y media de trayecto, en plena noche y volando bajo, para evitar los radares paquistaníes.

“Hubo momentos tensos en los que nos preguntábamos si iban a ser detectados”, explicó.

El segundo gran capítulo “obviamente fue cuando llegaron” a la casa donde se escondía “Gerónimo”, el nombre clave de Bin Laden, explicó.

Uno de los helicópteros que llevaba a los comandos Seal, las fuerzas especiales de élite de la marina, se derrumbó.

“El clima era mucho más caliente de lo que pensábamos, lo que combinado con los altos muros de la finca” acabó desembocando en ese serio revés, evocó Panetta.

Una famosa foto dio la vuelta al mundo, y en ella se ve al presidente Barack Obama y a sus principales ministros y consejeros de seguridad nacional escrutando con preocupación lo que parece ser una pantalla, en los sótanos de la Casa Blanca.

La secretaria de Estado Hillary Clinton se tapa la boca con una mano, la tensión se puede palpar en el ambiente.

Panetta cree recordar que esa foto fue tomada en ese momento en el que uno de los dos helicópteros se vino abajo.

“Le pregunté al almirante McRaven ‘¿y ahora qué?’ y él me contestó ‘no se preocupe, estamos listos para esto’”.

Un año después, uno de los grandes misterios de la operación ‘Tridente de Neptuno’ es saber si hubo imágenes en vivo de la operación, como parece sugerir esa famosa foto en la Casa Blanca.

Los protagonistas de la historia no han respondido claramente hasta ahora a esa pregunta, pero Panetta dejó entrever que la operación era monitoreada muy de cerca, pero no seguida en directo.

“Hubo un largo momento de silencio cuando entraron (en la casa)”, rememoró.

Hubo disparos, pero “después simplemente no sabíamos” qué estaba pasando, dijo Panetta.

El momento se alargó durante una veintena de minutos, recuerdan otras fuentes oficiales presentes ese día en la sede de la CIA, lo que parece indicar que no había imágenes.

“Fue en ese momento que McRaven informó que él creía que habían localizado a ‘Gerónimo’,” explicó Panetta.

“Seguimos esperando, y pocos minutos después (McRaven) nos dijo: ‘Gerónimo’ KIA (acrónimo en inglés por ‘muerto en combate’).

Y eso fue todo”, resumió Panetta.

Pero aún faltaba el regreso de los helicópteros con todo el equipo de los Seal y el cuerpo de Ben Laden.

“Sabíamos que en el momento en que (los Seal) hicieron estallar el helicóptero (accidentado) todo Pakistán ya estaba despierto”, recordó Panetta con una sonrisa.

El equipo cruzó finalmente la frontera entre Pakistán y Afganistán sin percances.

Panetta aseguró que no hubo gritos de alegría en la sede de la CIA, donde estaba rodeado de otros miembros de las Fuerzas Especiales.

“Nos miramos unos a otros. Y de hecho tengo una foto en mi oficina de todos nosotros, abrazados”, rememoró.

“Habíamos acabado el trabajo” concluyó.

Foto: Casa Blanca – Pete Souza