domingo, 29 de abril de 2012

Detienen a alto exejectivo de SNC-Lavalin en Suiza por presunta corrupción y lavado de dinero

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

SNC-Lavalin de Montreal

El antiguo vicepresidente de la división construcción de la firma SNC-Lavalin, Riadh Ben Aïssa, quien renunció el mes de febrero pasado, fue detenido en Suiza, según pudo conocer Radio-Canada, CBC y la televisión pública suiza.

El detenido cometió presuntamente corrupción y lavado de dinero, vinculado a “negocios terminados” en Africa del Norte, afirmó la vocera del Ministerio Público de la Confederación Suiza, Jeannette Balmar.

A comienzos de este mes, la Policía Montada de Canadá realizó una investigación en la sede social de SNC-Lavalin de Montreal, tras la solicitud de las autoridades suizas que tratan este caso desde mayo de 2011, reseña Le Huffington Post Québec.

En febrero pasado, Riadh Ben Aïssa, exjefe de SNC-Lavalin en África del Norte, renunció de la firma montrealesa después de 27 años de servicio, así como su colega Stéphane Roy, vicepresidente de finanzas de la división construcción. Todo esto ocurrió en un panorama en el que el conflicto crecía por los vínculos de la empresa con la familia del exdirigente libio, Muammar Gaddafi.

CBC reveló en febrero que a finales del mes de agosto o comienzos de septiembre de 2011, SNC-Lavalin pagó un boleto de avión a Gary Peters para que este viajara a Túnez. Se trató de un guardaespalda de Saadi Gaddafi, uno de los hijos del dictador libio.

Peters afirmó que formó parte de una videoconferencia en los locales de SNC-Lavalin junto con Riadh Ben Aïssa. Los dos hombres estaban en comunicación con Stéphane Roy y Saadi Gaddafi, para preparar un plan para hacer que este entrara a México con papeles falsos.

Desaparición de 56 millones de dólares

En marzo, el jefe de la dirección, Pierre Duhaime, también renunció, luego de que la gigante de la ingeniería anunciara un examen sobre el desembolso de varias decenas de millones de dólares que fueron contabilizados de forma incorrecta.

El mismo mes, SNC-Lavalin reconoció haber perdido la pista de 56 millones de dólares otorgados a agentes y representantes comerciales para dos proyectos cuya naturaleza no ha sido precisada. En su reporte, la firma argumentaba que fue Ben Aïssa quien contrató a estos agentes y representantes comerciales.

En el primer caso, fue el exjefe de la dirección, Pierre Duhaime, quien habría permitido a Riadh Ben Aïssa efectuar un pago de 33,5 millones de dólares. En el segundo caso, el pago de 22,5 millones de dólares habría sido autorizado por Riadh Ben Aïssa y otra persona de su división.

No está aún claro si Ben Aïssa habría trabajado de forma individual o en complicidad con SNC-Lavalin.

Foto: Pablo A. Ortiz – Noticias Montreal