martes, 1 de mayo de 2012

Roy Hodgson fue nombrado como nuevo entrenador de la selección inglesa de fútbol

Publicado en:
Deportes
Por:
Temas:

El ex entrenador del Inter, Fulham, Liverpool y de la selección suiza, entre otros, llega al cargo a tan solo un mes y siete días de que comience la Eurocopa de fútbol de Polonia y Ucrania.

Informa así El País

el nuevo de la seleccion inglesa de fútbolEl nuevo entrenador sustituye a Stuart Pearce, que de forma interina ha dirigido al combinado inglés desde la marcha abrupta, el pasado 8 de febrero, de Fabio Capello por discrepancias con el máximo organismo del fútbol inglés. Sobre todo porque le impusieron la no capitanía de John Terry -acusado de presuntos insultos racistas a Anton Ferdinand, hermano de su compañero de selección, Rio-, ya harto de que la FA se inmiscuyera en sus decisiones.

El debut de Hodgson con Inglaterra será en el estadio de Wembley el próximo 2 de junio, en un amistoso contra Bélgica, si bien el verdadero examen para el técnico se producirá unos días después, cuando arranque la Eurocopa. Inglaterra, ahora con Parker portando el brazalete de capitán, está encuadrada en el mismo grupo que Francia, Ucrania y Suecia. Un grupo asequible; una esperanza para Inglaterra, que vio cómo su selección no se clasificó para la última Eurocopa de Austria y Viena, eliminado por Croacia.

«Somos una nación de fútbol y podemos ganar. Es difícil, porque el técnico que entrenaba al equipo hasta hace poco se ha ido, pero no podemos plantearnos objetivos menores que la victoria«, ha señalado Hodgson durante su presentación en el estadio de Wembley. La cuestión de la capitanía ha sido uno de los primeros temas de los que ha hablado el seleccionador inglés: «Es un asunto que debe ser pensado con detenimiento».

Sobre los jugadores que llevará a la Eurocopa, Hudgson aseguró que aún tiene «mucho tiempo para tomar una decisión». «Los conozco bastante bien a todos a pesar de que con muchos de ellos no he trabajado nunca», añadió.

El nuevo técnico de Inglaterra colgó las botas en 1976 tras una carrera como jugador en la que se quedó a las puertas de la primera plantilla del Crystal Palace y no llegó a jugar en ningún club de primera línea. Hodgson inició entonces su aventura como técnico, en la que la fugacidad ha sido la tónica habitual de su estancia en los diversos banquillos por los que ha pasado.

La mayoría de los títulos que acumula en su palmarés -ocho campeonatos ligueros en diferentes países- los logró en la década de los ochenta al frente del Malmö sueco, con el que ganó cinco Ligas y cinco Copas de Suecia. En 2001, volvió a firmar un doblete, esta vez con el Copenhague, mientras que en 1997 fue finalista -perdió en la tanda de penaltis ante el Schalke- de la Copa de la UEFA con el Inter de Milán. Su último logro en una competición internacional fue alcanzar la final de la Liga Europa en 2010 con el Fulham, un encuentro que perdió ante el Atlético de Madrid.

Su historia como seleccionador nacional comenzó en 1992 al frente del combinado suizo, al que logró clasificar para un Mundial de Estados Unidos 94, competición de la que fue apeada por España en octavos de final tras perder por 3 a 0. Hodgson asumió inicialmente el trabajo de clasificar a Suiza para la siguiente Eurocopa, en 1996, pero desistió ante la llamada de Moratti y el Inter en 1995.

La siguiente aventura al frente de una selección fue, siete años después, en Emiratos Árabes, donde estuvo 20 meses. «En aquel periodo no sabía hacia dónde iba mi carrera», recordó posteriormente Hodgson, que en 2006 trató sin éxito de clasificar a Finlandia para la Eurocopa de Austria y Suiza.

El técnico volvió entonces a Inglaterra y se hizo cargo del Fulham, que la temporada anterior había sufrido para lograr la permanencia. Tras un primer curso en el que el juego no mejoró, el técnico logró que el equipo remontara el vuelo y finalizara séptimo, el mejor resultado en los más de 130 años de historia del club. La transformación que promovió en el club de Londres le valió para que los grandes equipos de la Premier se fijaran en él, hasta el punto de que en julio de 2010 firmó un contrato de tres años con el Liverpool. Apenas seis meses después, sin embargo, los malos resultados y varias polémicas con la afición red le llevaron a abandonar Anfield y mudarse a West Bromiwch, donde sustituyó al italiano Roberto Di Matteo, actual entrenador del Chelsea.

Ahora, después de que la FA descartara a Harry Redknapp (Tottenham) en beneficio de Hodgson, este sexagenario técnico tiene la oportunidad de reñir con la historia de Inglaterra, que no cuenta con Eurocopa alguna, más allá de las dos semifinales perdidas en 1968 y 1996.