jueves, 3 de mayo de 2012

Organizaciones de derechos humanos critican a EE UU por «abandonar» al disidente Guangcheng

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

La organización Defensores de los Derechos Humanos Chinos (CHRD), Amnistía Internacional (AI) y Human Rights Watch, criticaron al gobierno de los Estados Unidos por haber «dejado abandonado» al disidente chino Chen Guangcheng, quien tuvo que salir de la embajada americana en Pekin tras presiones de los mismos funcionarios de dicha legación, como lo revela el mismo Guangcheng.

El pedido del disidente ciego es viajar a los Estados Unidos con toda su familia, de ser posible en el mismo avión de vuelta con Hilary Clinton, quien se encuentra actualmente en China en visita oficial.

El Mundo.es

Organizaciones de derechos humanos han criticado la actuación de EEUU en el caso del abogado ciego Chen Guangcheng y han pedido al Gobierno estadounidense que «cumpla su promesa» y asegure la protección del disidente y de su familia.

Chen fue trasladado en la tarde de ayer a un hospital del centro de Pekín, tras pasar seis días en la embajada de EEUU de la capital, después de escapar del arresto domiciliario en el que se encontraba desde hacía año y medio junto a su mujer y sus hijos.

Washington y Pekín llegaron a un acuerdo sobre Chen ayer, gracias a la mediación de la secretaria de Estado Hillary Clinton desde la capital china, por el que Chen permanecerá en su país bajo garantías del régimen comunista de que podrá desarrollar una vida normal con su familia y cursar estudios universitarios.

Chen había manifestado en repetidas ocasiones su voluntad de permanecer en su país «para seguir luchando», sin embargo, este jueves insistió, en declaraciones a varios medios extranjeros, en su deseo de irse a EEUU con toda su familia. «Mi ferviente esperanza es que mi familia y yo viajemos a Estados Unidos en el avión de Hillary Clinton», aseguró Chen en declaraciones al sitio web de noticias estadounidense ‘The Daily Beast’.

Según los activistas de Defensores de los Derechos Humanos Chinos (CHRD) que son amigos de Chen, el disidente fue «coaccionado» para que aceptase ayer el pacto acordado por EEUU y China, y que hoy rechaza.

Esta versión fue confirmada por el propio disidente en entrevistas concedidas hoy a diversos medios, en las que el abogado ha relatado desde su habitación del hospital que un diplomático estadounidense le trasladó las amenazas de muerte a su mujer por parte de las autoridades chinas si él no decidía abandonar la legación de EEUU.

Por su parte, la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, negó en un comunicado que ningún funcionario estadounidense comunicara a Chen amenazas chinas, físicas o legales, contra su familia.

La organización CHRD, con sede en Hong Kong, ha manifestado su preocupación por la seguridad del abogado invidente una vez abandone el hospital en el que permanece actualmente.

«Lo han dejado abandonado», comentó un representante de CHRD en referencia a EEUU, quien criticó que no se habían concretado «medidas significativas para asegurar el que Gobierno chino mantendrá su parte del pacto».

Además, desde la organización proderechos humanos afirmaron que, si bien Chen había sido acompañado por representantes norteamericanos al hospital, por la noche éstos lo dejaron solo. La preocupación por la situación de Chen también fue plasmada por Human Rights Watch, con sede en Nueva York, y por Amnistía Internacional (AI), en Londres.

Voces de activistas, silenciadas

En un comunicado difundido este jueves, AI además criticó la decisión del Gobierno estadounidense: «Ésta es la verdadera prueba del compromiso tantas veces manifestando por el Gobierno de EEUU de respetar los derechos humanos de los ciudadanos en todo el mundo».

De momento, las voces de amigos activistas que han difundido las opiniones de Chen y que le ayudaron a escapar de su arresto domiciliario fueron silenciadas, como la de Zeng Jinyan, en arresto domiciliario y que rechaza cualquier entrevista al respecto por encontrarse «en una situación complicada».

Las organizaciones proderechos humanos piden a los periodistas extranjeros que no contacten con los activistas relacionados con Chen para no ponerles en peligro.

Mientras que en la red social Twitter, censurada en el país asiático, los comentarios sobre Chen Guangcheng se multiplican, en Weibo (el Twitter chino), están bloqueados.

Al introducir el nombre del disidente en el buscador de Weibo, un único mensaje aparece en la pantalla: «De acuerdo con las leyes y políticas chinas, los resultados de búsqueda no pueden ser revelados».

Foto: Efe