lunes, 7 de mayo de 2012

Después de las elecciones de ayer Grecia se hunde en el caos absoluto

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Los tres primeros puestos obtenidos en orden jerárquico ayer durante las elecciones parlamentarias en Grecia fueron los siguientes: Nueva Democracia, de Antonio Samaras, con 18,8 %; Coalición de Izquierda Radical (Syriza), de Alexis Tsipras, 16 %; y el Pasok, de Evangelos Venizelos, con el 13,19 %. Ninguno obtuvo mayoría absoluta como para formar un gobierno solo.

Las dos formaciones políticas que luchan por permanecer en la  Unión Europea son las que actualmente detentan el poder provisionalmente: la Nueva Democracia y Pasok. Ambas reunidas acumulan 149 de los 300 diputados del Parlamento. Eso gracias a que Nueva Democracia, por ser el partido ganador con su apenas 18,8 %, recibió como premio 50 diputados más.

Con estos 149 diputados los dos partidos aún son minoría. Por tanto, la ley prevé que Nueva Democracia tiene tres días para formar un gobierno de coalición. Si no consigue formar gobierno, la responsabilidad pasa al segundo más votado, el Syriza, y así sucesivamente. Si en un mes no hay nuevo gobierno, hay que ir a nuevas elecciones.

De acuerdo al panorama político creemos que solo podría haber gobierno de coalición dejando de lado los planes de ajustes económicos impuestos por Bruselas. Después de todo, la población griega ha vota en estas elecciones contra su anexión a la Unión Europea o por lo menos contra los planes de austeridad impuestas por esa comunidad.

La información de El Mundo.es

La peor de las pesadillas de Bruselas se ha hecho realidad: Grecia es desde esta mañana un país oficialmente ingobernable. Con prácticamente el 100% de los votos de las elecciones de este domingo ya escrutados, el panorama que emerge en el país heleno es absolutamente caótico.

El conservador Nueva Democracia y el socialista Pasok, los dos únicos partidos que apoyan las medidas de austeridad impuestas por el Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo, no han conseguido la mayoría absoluta.

Y los otros cinco partidos que han conseguido representación parlamentaria son todos de extrema izquierda o de ultraderecha (neonazis incluidos) se niegan radicalmente y en redondo a apoyar un Ejecutivo del que formen parte los ‘traidores’ que han impuesto a Grecia las medidas de rigor.

Austeridad, sin apoyo

Los resultados de las urnas –sólo el 32% de los griegos han votado a partidos a favor de la austeridad, mientras que el 68% han apoyado a formaciones que están contra los recortes y el rigor- dan paso al peor de los escenarios griegos que Bruselas y el resto de países de la eurozona se podía imaginar.

Uniendo sus fuerzas, Nueva Democracia y el Pasok sólo obtienen 149 diputados de un Parlamento con 300 escaños. Y con esos 149 diputados corren el riesgo absoluto de que la oposición (integrada por ultraderechistas, neonazis, extremistas de izquierdas y comunistas, que aunque se odian entre ellos pero que comparte su rechazo radical a las medidas a las medidas de austeridad) les tiren por tierra todos los ajustes que Grecia aún tiene que hacer.

Como por ejemplo, los recortes por valor de 11.500 millones de euros o el despido de otros 150.000 funcionarios que se había comprometido a llevar a cabo de aquí a 2015.

Aunque Nueva Democracia, la fuerza liderada por Antonio Samaras, ha sido el partido más votado, sólo ha logrado el 18,8% de los votos. Con ese porcentaje, y el premio de 50 diputados que la legislación griega concede al partido más votado para permitirle gobernar con más holgura, los diputados que obtiene esa formación son 108.

Por su parte, el Pasok de Evangelos Venizelos, que se ha desplomado hasta el 13,19%, sólo consigue 41 escaños.

Venizelos anoche ya les tiró lo tejos a los comunistas de la coalición Syriza, que ha obtenido 52 diputados, para que se unieran a un Gobierno de ‘unidad nacional. Pero el líder de Syriza ya dejó claro que de ninguna manera iban a formar parte de un Ejecutivo estar al servicio de intereses particulares, en alusión a los acreedores internacionales de Grecia.

Tres días para formar Gobierno

En cualquier caso, Samaras tratará desesperadamente de formar un Gobierno de coalición. En calidad de líder del partido más votado, este lunes recibirá del presidente de la República griega el encargo de tratar de formar un nuevo Gobierno. Samaras iniciará hoy mismo conversaciones con las distintas fuerzas políticas para tratar de armar Ejecutivo de coalición. Una misión que parece absolutamente imposible.

El líder de Nueva Democracia dispone de tres días para tratar de convencer a otros partidos de apoyarle. Si transcurrido ese tiempo no lograra poner en pie un Gobierno, al cuarto día el encargo de tratar de formar Ejecutivo pasaría al segundo partido más votado, es decir, a Syriza. Y lo mismo: si en tres días Syriza no consigue poner en pie un Ejecutivo, la tarea de tratar de hacerlo recaería en la tercera formación más votada, léase el Pasok. Y así sucesivamente.

Si después de intentarlo ninguna de las siete fuerzas políticas con representación parlamentaria consigue sentar las bases para fundar un nuevo Gobierno, en un plazo máximo de un mes los griegos deberían de acudir nuevamente a las urnas, en unas elecciones convocadas por un Ejecutivo provisional creado sólo para gestionar la nueva cita electoral. Sin embargo, Nueva Democracia ya ha manifestado que no tiene intención de forzar la convocatoria de unos nuevos comicios.

Foto: euroxpress.es