lunes, 7 de mayo de 2012

Solo esto faltaba: en China hay pastillas hechas con cuerpos de bebés

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

En 1973 salió a las salas de cine la película que en América Latina se llamaba Cuando el destino nos alcance (Soylent Green), con Chalton Heston. La película muestra un hermoso lugar, adonde podían ir las personas a morir. Acostado en una cama, adormecido por una sustancia, el moribundo podía no solo ver su vida pasar dentro de sí. También pasaban delante de él unas filmaciones de bellos paisajes acompasados con música clásica.

Una bella muerte. Luego de ello, el muerto desaparecía. Charlton Heston, intrigado, hizo el seguimiento de unos de los cadáveres, que lo condujeron a las instalaciones de una inmensa fábrica, que trabajaba a pleno ritmo. Allí se producían un tipo especial de alimentos. Pero… sorpresa: la materia prima de esos productos denominados Soylent verde eran los cadáveres que provenían de ese hermoso lugar para morir.

Pues bien, ahora en pleno siglo XXI unas empresas chinas tuvieron el atrevimiento de hacer realidad esta ficción, produciendo unas pastillas milagrosas, que «curan todo», con cuerpos de bebés.

¿Será que el futuro nos ha alcanzado?

La información de El Comercio.pe

China es común por sus casos insólitos a lo largo de su historia. Pero esto ha llegado a una situación extrema. En los últimos meses, corrió un rumor de que algunas compañías farmacéuticas del país asiático compraban cadáveres de bebes a los hospitales para molerlos y venderlos en forma de píldoras.

Un documental hecho por el canal SBS TV en Corea del Sur confirmó la información y sacó a la luz este horrendo caso. Según el medio, las pastillas son vendidas por grandes cantidades de dinero como la “cura milagrosa” para todos los males y que ayudan a mejorar la resistencia de las personas.

La idea surgió de una clínica privada y para obtener las pastillas muelen los cuerpos de los bebés muertos, luego de ser quemados en un horno. Todo esto se hace bajo el consentimiento de las madres, a quienes se les paga una fuerte suma de dinero por los cadáveres. Generalmente la mayoría son producto de muertes o abortos.

Las autoridades de Corea del Sur están conmocionadas al respecto al descubrir más de 17.000 píldoras llenas de carne humana en polvo. El país se ha comprometido fortalecer las inspecciones, ya que la mayoría de las pastillas entra por contrabando.

Según la web “Daily Mail”, los chinos aseguran que se trata de un “cura todo”, pruebas realizadas a las píldoras arrojaron que están compuestas en un 99,7% de restos humanos y que al contrario de lo que se dice, son súper dañinas y contienen bacterias.

Foto: abc