miércoles, 9 de mayo de 2012

Policía Montada de Canadá desmantela red de falsificadores de tarjetas de crédito y débito

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Policía Montada - Fraude Tarjetas de Crédito Montreal

Un gran operativo de la Policía Montada de Canadá culminó en 45 arrestos de miembros de una red internacional de falsificadores de tarjetas de crédito.

Un total de 250 policías, en su mayor parte miembros del RCMP, se encuentran trabajando en el caso. El agente de la Policía Montada Erique Gasse reveló que durante el día se continuarán realizando más allanamientos en unas 60 direcciones y se espera que un total de 61 sospechosos sean capturados al final del día.

Según el reporte del Montreal Gazette, esta red fraudulenta tiene conexiones en Europa y se encuentra bajo la lupa de las autoridades canadienses desde noviembre del 2008.

Los criminales de esta red han robado alrededor de $100 millones a las victimas de clonaje de tarjetas de crédito y débito.

El operativo empezó antes de las 6 de la mañana. Los arrestos se realizaron en unas doce municipalidades ubicadas en Montreal y sus alrededores.

La red de fraude tenía como sede Montreal, pero trabajaba con cómplices en Vancouver, así como en Australia, Nueva Zelanda, Malasia, Túnez y el Reino Unido.

El fraude funcionaba así:

  • Robaban las máquinas para procesar los pagos con tarjetas, con o sin ayuda de los empleados de las tiendas y las reemplazaban con un dispositvo que lucía igual pero que era falso.
  • Las máquinas eran llevadas a un lugar, donde les agregaban un lector de tarjetas y un transmisor Bluetooth para luego devolverlas a la tienda.
  • Dejaban las procesadoras de pagos por algunas semanas, mientras iban recopilando los datos de todas las tarjetas que ese comercio recibía.
  • Esa información era transmitida a una computadora a través del Bluetooth.
  • Con los datos se imprimían tarjetas falsas, incluido el número pin.
  • En ataques coordinados, los miembros de las bandas salían con grandes cantidades de tarjetas y sacaban dinero de cajeros automáticos, vaciando las cuentas de las víctimas.

Foto: Captura de pantalla CBC