jueves, 10 de mayo de 2012

El Impact se desplomó frente a Toronto y quedó eliminado de la Copa Canadiense

Publicado en:
Deportes
Por:
Temas:

Impact de Montreal contra Toronto

Todo salió mal. El Impact de Montreal jugó su peor partido del año y se quedó fuera de la Copa Canadiense Amway. Un 2-0 ante el Toronto FC que hirió a la organización y los fanáticos.

Una dura derrota por muchos motivos. Por el buen momento que venía presentando el equipo y por la crisis que vivía el rival. Toronto, el de las ocho derrotas en fila en la MLS, aprovechó el desorden de Montreal y pasó a la final del campeonato canadiense, el cual da un cupo a la Concachampions.

Apenas en el segundo minuto los locales marcarían el primero en una jugada en cámara lenta, sucia, enredada. Dos rebotes y un tiro Reggie Lamb que el arquero Donovan Ricketts vio entrar lentamente.

Montreal no supo responder. Se ahogó en sus ganas de remontar. Ni siquiera La expulsión de Richard Eckersly al minuto 17 fue motivación suficiente para la visita, el favorito de la serie.

Todo lo contrario. Toronto mostró su mejor cara, o Montreal su peor, con un hombre menos. Descolocó a los defensores y llegaba al arco sin despeinarse. De no ser por Ricketts el partido se resolvía en 20 minutos.

La crisis del Impact se convirtió en tragedia cuando Ryan Johnson, sin mucha presión encima, marcó el 2-0.

Era una pesadilla para el técnico Jesse Marsch, quien veía incrédulo cómo su equipo, el que venía de sorprender al líder Sporting Kansas City, era incapaz de hilvanar dos pases consecutivos. Era como una ola sin fuerza que se desvanecía en los pies del rival rojo.

Vino el segundo tiempo y Montreal mostró vida. El DT demostró por qué el brasileño Felipe había sido titular indiscutido hasta antes del juego de anoche.

El mediocampista entró y se convirtió en el mariscal que impulsaba el ataque montrealés, incluso cuando avanzaba con más ganas que ideas.

Pero nada pasó. El cero no se rompió. No hubo remontada épica. Un par de tiros cercanos, dos cabezazos de Bernardo Corradi y un balón que Justin Mapp estrelló en el travesaño fue lo mejor que un apagado equipo de Montreal pudo hacer.

Lo más destacable fueron las salvadas de Donovan Ricketts que evitaron una goleada de escándalo. Del resto poco quedará en la historia sobre la jornada de este miércoles en el BMO Field de Toronto.

Ahora el club tendrá que sacudirse la frustración. David Beckham y el Galaxy llegan a la ciudad para enfrentar el Impact el próximo sábado en el estadio Olímpico.

Foto: Facebook – Impact de Montréal