jueves, 10 de mayo de 2012

Siria: más de 70 fallecidos y 375 heridos en dos atentados al sur de Damasco

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Dos potentes explosiones que se produjeron en la zona de Qazaz, en la periferia sur de Damasco, Siria. El poder de las explosiones produjeron un hueco de tres metros de profundidad.

Numerosos automóviles y varias fachadas de edificios quedaron destruidos. Un balance inicial del Ministerio de Sanidad informa más de 70 muertos y más de 375 heridos. En Siria hay un recrudecimiento de ataques puntuales. Ayer fue atacado un convoy de los observadores de las Naciones Unidas, que produjo algunos heridos solamente.

Reporte de Agencias:

Dos potentes explosiones han sacudido la capital siria a primera hora de la mañana y han causado decenas de muertos y centenares de heridos, según la televisión estatal. Según el balance del Ministerio de Sanidad, hay al menos 70 fallecidos y más de 375 heridos. Debido a que los primeros cuerpos y heridos fueron trasladados por los propios habitantes de la zona al hospital, hubo confusión inicial por el número exacto de víctimas.

Los hechos han tenido lugar en la zona de Qazaz, en la periferia sur de Damasco, cerca de una sede de los servicios de Inteligencia, donde varios vehículos resultaron incendiados por los estallidos. La agencia de noticias oficial señala que dicho organismo ha estado involucrado en la represión de las protestas en el país.

Según la televisión siria, las explosiones han coincidido con el momento en el que la gente iba a su trabajo y los alumnos a la escuela. Ambas explosiones han hecho temblar las casas y dos columnas de humo se han elevado por encima de la capital siria, escenario en los últimos meses de varios atentados mortales.

Como consecuencia de los ataques, que han provocado un cráter de tres metros de profundidad en el suelo, numerosos automóviles han quedado destruidos así como las fachadas de algunos edificios, según un fotógrafo de afp.

Los observadores

La agencia de noticias oficial Sana destacó que los observadores de la ONU han inspeccionado el lugar donde se han producido «los dos atentados terroristas». Sana agregó que es una zona muy poblada de la capital.

Los observadores se encuentran en Siria para verificar el cumplimiento del plan de paz de la ONU que estipula, entre otros, un alto el fuego, en vigor desde el 12 de abril.

Este miércoles, el jefe de los Observadores de la ONU, Robert Mood, salió ileso de un ataque a su convoy cuando llegaba a la ciudad de Deraa. Fue la primera vez que la delegación de la ONU era atacada desde que llegaran al país el pasado 15 de abril.

«Mi mensaje a los implicados en este acto terrorista es que esto no supone ninguna solución a ningún problema», dijo el jefe de la misión de observadores de la ONU en Siria, Robert Mood, en una breve declaración a los periodistas.

El Consejo Nacional Sirio (CNS), principal agrupación opositora en el exilio, considera que los atentados benefician al régimen de Bashar Asad, según dijo un portavoz de esta organización, Emad Hosari.

«Estos atentados sirven al régimen sirio, que es quien más se beneficia de ellos», afirmó Hosari en una conversación telefónica.

Otros atentados

Algunos residentes explicaban que las fuerzas de seguridad han acordonado la barriada de Tadamun y se oían sirenas de ambulancias. Un testigo dijo haber visto cristales rotos y mujeres llorando cerca de la zona afectada. Las escuelas cercanas han enviado a los niños a sus casas.

Otro residente afirma que la policía había cerrado el distrito de Kfar Souseh, que alberga un complejo de inteligencia militar, y que se escuchaban disparos.

Un colaborador de dpa que se desplazó al lugar informó de que muchos de los residentes que salieron ilesos se encuentran en estado de shock. La gran explosión, que según testigos siguió a otra más pequeña en el mismo sitio, se produjo muy cerca de una edificio conocido por ser sede de interrogatorios de las fuerzas de seguridad sirias.

El último ataque letal en Damasco se remonta al 27 de abril. Once personas murieron entonces en un atentado suicida frente a una mezquita.

El régimen de Bashar Asad se enfrenta desde hace casi 14 meses una revuelta popular que se niega a reconocer y reprime a sangre y fuego. Acusa a «terroristas» de ser la causa de la violencia en el país y cometer estos ataques. Por su parte, la oposición siria acusa al régimen de la «fabricación» de estos atentados.

Foto: captura de pantalla YouTube