viernes, 11 de mayo de 2012

El show de Beckham: el estadio Olímpico de Montreal espera por la estrella del Galaxy

Publicado en:
Deportes
Por:
Temas:

David Beckham en Montreal

El Impact de Montreal tiene un reto muy grande para este fin de semana: tratar robar el foco de atención que se posa sobre David Beckham desde que llegó a la ciudad junto al Galaxy de Los Ángeles.

Ningún medio, ningún montrealés, ningún miembro del Impact puede evitar hablar del mediocampista inglés, el jugador más vistoso de la MLS.

Si bien eso podría molestar a muchos, para el técnico Jesse Marsch la popularidad de Beckham puede ser algo positivo. “Él le ha dado mucha visibilidad a la liga, es muy importante lo que ha hecho y ha aportado”, dijo el DT, quien en sus días como jugador vivió la dura rivalidad entre Chivas USA y el Galaxy.

En lo personal, el técnico de Montreal tiene su propia historia con el inglés, una que fue muy popular en YouTube.

“Eso ya quedó en el pasado. Era una muestra de lo fuerte de esa rivalidad, del “Clásico”, como lo llaman allá. Pero tengo mucho respeto por David, hemos hablado varias veces después de ese incidente sin ningún problema”.

La cortesía va en ambos sentidos: “No me sorprende el éxito de Jesse. Lo conozco, intercambiamos golpes en el pasado”, dijo entre risas Beckham durante la rueda de prensa que realizó en Montreal luego del entrenamiento en el estadio Olímpico.

“Es bueno para un exjugador tener la oportunidad como técnico. Le deseo todo lo mejor, pero no mañana”, soltó, una vez más riendo.

VIDEO -David Beckham en Montreal: el mediocampista inglés tuvo que autografiar ropa interior

Ante la gran cantidad de medios que querían tener las impresiones del ex Manchester United y Real Madrid, su equipo decidió organizar una rueda de prensa formal, con sillas, micrófonos y un pendón con el logo del club. Con todos los detalles.

“Creo que es la mayor cantidad de periodistas que hemos visto en todos los juegos de MLS”, admitió.

Minutos antes jugador/modelo/esposo-de-la-Spice-Girl entrenó rodeado por una marea de periodistas. Las cámaras sonaban sin parar, disparando ráfagas de fotos que buscaban capturar cada movimiento del inglés, del dueño del circo que llegó a la ciudad este fin de semana.

¿Cambiaría algo en su vida? ¿Preferiría no ser el centro de atención adonde quiera que va? “No, estoy contento con mi vida y todo lo que representa. No la cambiaría”.

A su lado, el técnico Bruce Arena, un zorro viejo del fútbol norteamericano, miraba tranquilo, ya acostumbrado a ver como las preguntas van dirigidas a su mediocampista estrella, muchas de las cuales ni están relacionadas al fútbol.

Beckham ha estado sufriendo algunas molestias, por lo que su aparición en el once titular se puso en duda. “Esperamos que juegue, aunque es una decisión que se toma el día del juego”, soltó el DT, con una sonrisa cómplice en el rostro. A su lado, David solo reía y decía: “Espero jugar, creo que tuve un buen entrenamiento”.

El humor del inglés es tan preciso como su pierna derecha. No dejó escapar la oportunidad de bromear sobre Montreal y su pasión por el hockey. “Creo que ahora Los Ángeles es la verdadera ciudad de hockey… pero no quiero hacer enojar a nadie”, dijo, felicitando a los Kings, quienes están en la final de Conferencia de la NHL.

Tras varias respuestas y un calzoncillo que debió autografiar, Beckham se despide sin dejar su sonrisa. No le cansa responder las mismas preguntas ni posar para millones de fotos. Y todo eso mientras piensa en el partido que tiene mañana ante el Impact de Montreal frente a 60 mil fanáticos.

Twitter: @PabloJinkopablo@noticiasmontreal.com