sábado, 12 de mayo de 2012

Ultima teoría: una mujer, Lizzie Williams, sería Jack El Destripador

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

El escritor John Moris lanzó una nueva teoría sobre Jack El Destripador. Jack no sería un hombre sino una mujer. Aún más, sería Lizzie Williams, la esposa del médico Sir John Williams, sindicado como sospechoso de los crímenes, aunque nunca probado.

Como se sabe esta historia se remonta hace más de 100 años, en 1888. Jack El Destripador aterrorizó en aquella época el distrito de Whitechapel, de Londres, no solamente por los crímenes en serie que se cometieron, sino por la naturaleza extraña y violenta de los mismos.

Nunca se atrapó al criminal, solo sospechosos, el principal John Williams. Nunca se probó nada. La historia de los crímenes ha llenado páginas enteras de periódicos, tanto de la época como hasta ahora.

Con la nueva tesis de John Morris ¿nos encontramos con otra historia más o acaso con una verdadera pista que podría conducir a develar por fin el rostro del asesino más famoso de Londres?

Agencia EFE

Una publicación lanzada recientemente podría cambiar la historia de uno de los asesinos más famosos de todos los tiempos en Inglaterra. El escritor John Morris, con su libro “Jack the Ripper: The Hand of a Woman”, señala que Jack, el destripador, era en realidad una mujer.

El libro de Morris propone la teoría de que el famoso asesino en serie, que mató a cinco prostitutas en Londres a fines de 1888, tenía en realidad una identidad femenina.

“Hay numerosos indicios en los crímenes que, tomados individualmente, podrían significar poco. Pero si se los agrupa, se puede formar una fuerte teoría sobre la identidad del homicida como una mujer», explicó Morris al diario británico Birmingham Mail.

La investigación del escritor inglés ha ido más allá de la identificación del género del homicida. Morris asegura haber encontrado una sospechosa a quien la Policía nunca siguió.

Se trata de Lizzie Williams, esposa del médico Sir John Williams, el principal sospechoso para los expertos.

Según Morris, Lizzie tenía un trastorno que le impedía tener hijos; por ello, habría destripado a 5 personas como consecuencia de una “furia homicida”. Esto tiene sustento en el hecho de que a tres de las víctimas les arrebataron el vientre.

Otros indicios que hacen más fuerte la teoría de Morris son los siguientes: 1) el esposo de la sospechosa sostenía una aventura con una de las atacadas, Mary Jane Kelly. 2) Ninguna de las prostitutas fue violada. 3) el hallazgo de tres botones de una prenda femenina en una de las escenas de crimen que no coincidían con la ropa de la víctima.

Fotos: Dockland Museum