sábado, 12 de mayo de 2012

Valorisation Jeunesse-Place à la relève dará empleos de verano a 600 jóvenes de diversos orígenes

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Valorisation-Jeunesse Quebec, Montreal, empleos de verano en Montreal, ministra de Inmigración de Quebec

¿Qué mejor impulso para un adolescente que está a punto de convertirse en adulto que trabajar durante el verano? Es una manera de acercarse al mercado laboral y comenzar a hacer esa red de contactos que tanto peso tiene en la realidad de Quebec, más aún si se trata de jóvenes que provienen de minorías visibles y municipalidades desfavorecidas.

Esa es la base fundamental del programa Valorisation Jeunesse-Place à la relève que por cuarto año promueven el Ministerio de la Inmigración y Comunidades Culturales, Intégration Jeunesse du Québec y la Ville de Montréal, el cual permitirá que durante este verano 600 jóvenes del perfil descrito anteriormente tengan una oportunidad de trabajo durante siete semanas.

La ministra de Inmigración de la provincia, Kathleen Weil, fue la encargada de dar las palabras de anuncio de la activación del programa, ante una audiencia en la que los jóvenes beneficiados por el plan dominaron el paisaje. “Cada año, los jóvenes participantes toman consciencia de su talento y sobre todo del hecho de que son apreciados por los empleadores. Agradezco a las empresas participantes y comprometidas que dan una primera oportunidad a los jóvenes motivados y ambiciosos”.

¿Quiénes participan?

Los jóvenes que participarán en la edición 2012 de Valorisation Jeunesse-Placa à la relève ya fueron escogidos. Se trata de adolescentes entre 16 y 18 años que se encuentran terminando sus clases en la secundaria 4 o 5. La institución donde estudian es la que se encarga de escogerlos por su actitud positiva, su deseo de seguir sus estudios y sus buenos resultados escolares.

¿Qué ofrece el plan?

El programa da la posibilidad de una ayuda económica de 1.800 dólares a los empleadores por cada adolescente contratado. Además, se realizan los denominados jumelages entre las empresas y los jóvenes profesionales, para así conocer las necesidades de ambas partes. Asimismo, se ofrecen cursos y talleres para así brindar toda la información requerida durante el período de empleo. Los jóvenes percibirán el equivalente a un salario mínimo y trabajarán 35 horas por semana. El plan arranca el próximo 3 de julio.

Julie Boulet, ministra de Empleo y de Solidaridad Social, explicó que “la integración de los jóvenes de todos los orígenes es más que nunca esencial en un contexto de falta de mano de obra que crece. Es por ello que Emploi-Québec sostiene este plan, que representa una iniciativa interesante  que permite a estos jóvenes dar sus primeros pasos en sus carreras futuras”.

La presentación de la edición del plan de verano 2012 se realizó precisamente en una de las empresas que contratará a dos jóvenes estudiantes: la cadena de televisión V, la cual dará la oportunidad a dos adolescentes para que desarrollen sus potenciales en el sector de la edición.

La responsable de Comunidades de Orígenes Diversos de la Ville de Montréal, Mary Deros, señaló por su parte que este proyecto permitirá a las empresas tener empleados motivados durante el verano y “así contribuir al desarrollo económico de la urbe. Esta experiencia de trabajo permitirá a los jóvenes de las escuelas montrealesas a hacer redes de contactos para su futuro, al mismo tiempo que se impulsa la continuidad y la perseverancia escolar”.

En la misma presentación del programa se encontraba Mohammad, quien fue uno de los jóvenes participantes de Valorisation Jeunesse, Ministra de Empleo de Quebecla edición 2011. El estudiante narró su experiencia  y agradeció por la oportunidad: “Escuché sobre el programa gracias a un amigo. No tenía empleo de verano pero sí muchos compromisos que cumplir y me dije que esta podía ser una buena oportunidad. Así que participé y lo más interesante es que no solo tuve el chance de trabajar el año pasado sino que durante este verano voy a trabajar nuevamente en la misma empresa, pues esta me contactó para hacer una pasantía».

Mohammad trabajó como agente de colocación de empleo estableciendo vínculos entre los responsables de recursos humanos de ciertas empresas y los directores de las agencias colocadoras. “Tuve que encargarme de establecer citas  para acordar los posibles puestos de trabajo”.

Lo que más recuerda de sus experiencia es que “a los 17 años, dar un paso en el mundo de los adultos puede ser un paso tan importante…nos da confianza. Aprendemos que el mañana será una consecuencia de lo que hacemos hoy, así como nuestro propio futuro”.

La inclusión también es parte fundamental de los objetivos del programa, sobre todo si se considera la realidad montrealés donde los hijos de inmigrantes son cada vez más numerosos. Al respecto, el ministro de Asuntos Municipales, Laurent Lessard, indicó que “además de producir un efecto en materia de desarrollo socioeconómico, cultural y social, el programa Place à la relève contribuye activamente a impulsar una ciudad de inclusión social en un contexto de diversidad».

@GAbAguzzigaguzzi@noticiasmontreal.com

Foto: María Gabriela Aguzzi V.