domingo, 13 de mayo de 2012

Asesinado en Afganistán negociador de la paz con los rebeldes talibanes

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Maulvi Arsala Rahmani, uno de los miembros del Alto Consejo de Paz de Afganistán, encargado de negociar un acuerdo de paz con los talibanes, fue asesinado en Kabul, cuando viajaba en su automóvil.

Es el segundo negociador de la paz que cae asesinado en Afganistán en menos de un año.

El País

Un grupo armado ha asesinado a tiros en Kabul (Afganistán) a Maulvi Arsala Rahmani, uno de los miembros más veteranos del Alto Consejo de Paz, órgano afgano responsable de las negociaciones con la insurgencia talibán. Según ha informado el encargado policial de la investigación, el general Mohammad Zahir, Rahmani, exministro talibán, fue tiroteado cuando viajaba en su vehículo. El negociador se dirigía a una reunión en la zona diplomática de la capital afgana cuando un coche se puso a su altura en medio de un gran atasco y abrió fuego.

«Su conductor no se dio cuenta inmediatamente de que Rahmani había sido asesinado», ha informado Zahir, quien ha detallado que por el momento no han practicado ninguna detención relacionada con el suceso. Zabihullah Mujahid, exdirigente talibán que mantiene aún estrechos lazos con la milicia radical, ha manifestado que los insurgentes afganos no están detrás del asesinato, por lo que las negociaciones de paz no se verán alteradas.

Rahmani no es el primer líder negociador asesinado en el último año. El pasado 20 de septiembre, el expresidente afgano Burhanuddin Rabbani, clérigo conservador de etnia tayika que tenía encomendada la tarea de negociar acuerdos de paz con los insurgentes, perdió la vida en un ataque suicida en su residencia de Kabul.

En paralelo al diálogo abierto con los talibanes por el Gobierno afgano de Hamid Karzai, Estados Unidos ha trabajado en una suerte de proceso de paz negociado que no ha dado sus frutos. Tras el avance obtenido con la apertura de una oficina de representación talibán en Catar, los talibanes rompieron las negociaciones con Washington por, según defendieron, haber ignorado sus demandas.

Foto: Reuters