miércoles, 16 de mayo de 2012

Comenzó juicio por genocidio contra el ex general serbobosnio Ratko Mladic

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Siempre soberbio y desafiante, el Ratko Mladic al empezar el juicio en su contra por parte del Tribunal Penal Internacional, hizo un gesto de degüello a una mujer que le mostraba su animosidad por haber perdido a su hijo, esposo y hermanos en la masacre por la cual Mladic está acusado.

«Es el mayor carnicero de los Balcanes y del mundo entero», aseguraba Munira Subasic, de 65 años, que perdió a 22 miembros de su familia, asesinados por las fuerzas serbias de Bosnia en julio de 1995.

La llamada guerra de Bosnia, duró poco más de tres años y causó cerca de 100.000 víctimas entre civiles y militares y 1,8 millones de desplazados, según informes recientes.

El comienzo del proceso contra Mladic, se inicia 17 años después de que el tribunal publicase en 1995 la primera acusación en su contra, y 20 años después de que estallase la guerra en Bosnia (1992-1995).

El Mundo.es

El ex general serbobosnio Ratko Mladic ha hecho gestos amenazantes a las madres de las víctimas de la matanza de Srebrenica que asistieron este miércoles a la primera sesión del juicio contra él, tras lo cual fue llamado al orden por el juez del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY).

Mladic hizo un gesto de degüello a una mujer que perdió a su hijo, esposo y hermanos en la masacre.

El TPIY ha iniciado este miércoles el juicio contra el ex general serbobosnio acusado de crímenes de guerra y lesa humanidad durante la guerra de Bosnia (1992-1995), pese a los intentos de éste por retrasar el inicio del proceso.

El acusado del genocidio en Srebrenica en 1995 ha solicitado en repetidas ocasiones más tiempo para que sus abogados preparen la defensa, la última vez con una moción de urgencia en la que sus representantes legales pidieron seis meses de prórroga para poder estudiar documentos, según ellos «entregados a destiempo» por parte de la Fiscalía.

Además, Mladic también había recusado al presidente de la sala, el juez Alphons Orie, por considerar que su nacionalidad holandesa no le permite ser imparcial, pero ayer el presidente del tribunal, el magistrado Theodor Meron, rechazó esa moción al considerar que no tenía suficiente base.

Precisamente, el enclave bosnio de Srebrenica estaba protegido por ‘cascos azules’ holandeses en 1995 cuando se produjo la ofensiva serbobosnia que acabó en la matanza de 8.000 musulmanes varones, lo que creó una especie de trauma colectivo en Holanda y provocó en 2002 la caída del Gobierno del laborista Wim Kok en su segunda legislatura.

Algunos familiares de las víctimas del ex general han asistido al inicio del proceso y se han mostrado confiadas en la Justicia. «Es el mayor carnicero de los Balcanes y del mundo entero», aseguraba Munira Subasic, de 65 años, que perdió a 22 miembros de su familia, asesinados por las fuerzas serbias de Bosnia en julio de 1995. «Este hombre es la encarnación del mal», comentaba Sabra Kolenovic, que pedía a los jueces que el acusado fuera condenado a cadena perpetua.

Crímenes de guerra y lesa humanidad

En la primera vista de este miércoles, la Fiscalía ha presentado sus alegatos iniciales y ha expuesto una visión panorámica del contexto en el que se produjeron los 11 cargos de crímenes de guerra y lesa humanidad contenidos en la acusación.

«La Fiscalía demostrará sin lugar a dudas que la mano de Mladic estaba detrás de cada uno de los crímenes (…) que se cometieron sin otra razón que la etnia» de las víctimas musulmanas», ha asegurado el fiscal Dermot Groome.

«Los ataques (a los musulmanes) alcanzaron tales niveles como para clasificarlos de genocidio», ha añadido el jurista norteamericano en una clara referencia a la matanza de Srebrenica en 1995, donde casi 8.000 musulmanes varones fueron asesinados tras una ofensiva serbobosnia.

El fiscal también ha mostrado vídeos del asedio de la ciudad de Sarajevo, comentando que durante los ataques serbobosnios a esa ciudad -asediada desde las colinas por francotiradores- «había sangre y restos de carne humana por doquier».

Mladic, de 70 años, compareció vestido con traje negro y corbata y sin su característica gorra, que en otras vistas preparatorias del juicio tuvo que quitarse en la sala del tribunal por orden de los jueces. El ex general escuchó a los fiscales con expresión seria, asintió de vez en cuando y tomó notas regularmente.

La Fiscalía, que en total cuenta con 200 horas para el juicio, expondrá entre hoy miércoles y mañana jueves sus alegatos iniciales, mientras que los abogados de Mladic harán lo propio una vez que los fiscales acaben de presentar las pruebas y llamar a los testigos.

El arranque del proceso se produce cerca de un año después del arresto de Mladic, 17 años después de que el tribunal publicase en 1995 la primera acusación en su contra, y 20 años después de que estallase la guerra en Bosnia (1992-1995).

Foto: pantalla video