miércoles, 16 de mayo de 2012

Las detenciones masivas del G20 fueron culpa de la fuerza “excesiva” de la policía

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

G20 manifestaciones en Toronto

Este miércoles se hizo público un reporte de unas 300 páginas elaborado por el Office of the Independent Police Review Director (OIPRD), un organismo de control que concluyó que la Policía de Toronto violó los derechos fundamentales de los ciudadanos el pasado 2010, durante las protestas contra la cumbre del G20.

La falta de planificación de la parte de la Policía Montada (RCMP), la Policía Provincial de Ontario (OPP) y de la Policía de Toronto (TPS) fue uno de los principales responsable de los 1.100 arrestos durante aquel violento fin de semana de 2010.

“Lo que ocurrió en aquel fin de semana resultó el más grande episodio de arrestos masivos en la historia canadiense. Estos disturbios tienen un profundo impacto no solo en los ciudadanos de Toronto y Canadá, sino también en la confianza del público en la policía” escribió Gerry McNeilly, el jefe del OIPRD.

“Es una suerte que, en toda la confusión, no haya habido muertos” afirmó McNeilly.

El organismo de control reconoce que la policía tenía el enorme reto de identificar y aprehender a los bandidos del “black bloc” en medio de las manifestaciones de ciudadanos pacíficos. Sin embargo, el director del OIPRD aclara que la policía tenía la responsabilidad de mantener en equilibrio su tarea de aplicar la ley y el derecho de los ciudadanos de manifestar.

El reporte del OIPRD trata por separado a 10 distintos incidentes en los cuales la policía utilizó una fuerza excesiva. La conclusión principal de esta investigación indica que si bien es cierto que la policía no estaba bien preparada para los eventos, en ciertas ocasiones los agentes utilizaron un nivel de fuerza excesivo sin precedente.

Registro e incautación arbitrarios 

El número de personas detenidas y registradas por la policía en el centro de Toronto aumentó exponencialmente entre el 25 y 27 de junio 2010. El reporte concluye que los policías excedieron su autoridad al detener y registrar a personas de manera arbitraria. Muchos agentes habrían ignorado los “derechos básicos que los ciudadanos tienen”.

McNeilly también admite que el tiempo para planificar el operativo fue bastante corto. La decisión del primer ministro, Stephen Harper, de expandir la reunión del G8 que tendría lugar en Huntsville a una cumbre del G20 en Toronto -solo cuatro meses antes del evento-, resultó en una planificación apurada y en operativos inadecuados.

Por otra parte, también afectó la falta de comunicación entre las diferentes instituciones locales y la Policía Montada de Canadá, la cual era responsable de proteger a los líderes del G20 dentro del perímetro de seguridad.

El reporte da una serie de recomendaciones para eventos en el futuro. Estas recomendaciones incluyen: una mejor planificación de las operaciones y más cooperación entre las diferentes instituciones de la policía. Por otro lado, se recomienda un mejor entrenamiento para los agentes, y un mejor conocimiento de los límites de la fuerza policial. Igualmente, cualquier centro de detenciones masivas en el futuro tendrá que tomar en cuenta las necesidades y la dignidad de los ciudadanos detenidos.

En total, el reporte cuenta con 15 conclusiones generales y 42 recomendaciones. El reporte es el resultado de una larga investigación en la cual los miembros de la OIPRD revisaron más de 10.000 documentos, videos, y entrevistas con la policía y con manifestantes de todas partes de Canadá.

He aquí una de las principales conclusiones:

  • La planificación de la Policía de Toronto (TPS) para la seguridad del G20 fue incompleta e inadecuada.
  • La Policía de Toronto no tenía suficiente experiencia para planear ni ejecutar este tipo de operativos.
  • La comunicación entre los manifestantes y la policía fue inadecuada y en ciertas ocasiones, inexistente.
  • Los centros de detención para las personas arrestadas fueron mal diseñados y operados.

Foto: Captura de pantalla de Youtube. 

Con información de CBC News.