viernes, 18 de mayo de 2012

Columbia Británica, Alberta y Ontario son las provincias canadienses con mejor calidad de vida, según estudio

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Los canadienses están acostumbrados a escuchar que su país está en el tope del ránking de las mejores naciones para vivir, pero una nueva investigación sugiere que la calidad de vida puede depender mucho de dónde viva.

La primera comparación de la calidad de vida en las provincias y territorios de otros países indica que mientras la mayoría de los canadienses vive con una calidad equiparable con los otros países líderes, hay otros que están abajo en la lista.

“Pensaría que (la brecha) es más grande que en otros países en general”, dijo Andrew Sharpe, director del Centro de los Estudios de los Estándares de Vida, organización que reveló los resultados del estudio hoy viernes.

“Las diferencias son inmensas”.

Las provincias canadienses más desarrolladas… y las más atrasadas

El equipo de Sharpe tomó el Índice de Desarrollo Humano y lo aplicó a las provincias y territorios. El índice es una herramienta estadística de amplios rasgos, alrededor del mundo, y combina factores como salud, educación e ingreso per cápita para comparar la calidad de vida de los distintos países.

Los investigadores encontraron que la Columbia Británica, Alberta, Ontario y los Territorios del Noroeste –jurisdicciones que son el hogar de la mayoría de los canadienses- están empatados en el tercer lugar con Holanda, Noruega y Australia, marginalmente más alto.

Otras provincias y territorios no están muy por detrás. Quebec, en el puesto número 11, es la siguiente en la clasificación, mientras la Isla del Príncipe Eduardo, la penúltima jurisdicción, ocupa el puesto 24. “No hay grandes diferencias”, aseguró Sharpe.

Nunavut, sin embargo, está en el lugar 38, justo por encima de Hungría y Polonia. La diferencia entre Nunavut y la Isla el Príncipe Eduardo es más grande que la que existe entre todas las otras provincias.

“No me sorprende”, dijo Sharpe. “Sabemos que Nunavut tiene problemas y sabemos que Alberta es rica”.

Nunavut prácticamente no se compara con el resto de Canadá. La esperanza de vida de sus habitantes es de 72,4 años, muy por debajo el promedio canadiense de 81. Las tasas de suicidio y tuberculosis son mucho mayores a las de los canadienses que viven más al sur, y el grado de educación promedio de los habitantes de Nunavut es, generalmente, dos años menos que el de sus compatriotas.

Sin embargo, el análisis de Sharpe, encargado por el gobierno de Nunavut, indica que la diferencia cada vez es menor. Durante el período 2000-2011, encontró que el índice de Nunavut ha mejorado en una escala de más de medio punto porcentual al año, más de dos veces el promedio de Canadá.

“Cuando tu nivel es inferior, es más fácil hacerlo bien”, dijo Sharpe.

Sharpe asegura igualmente que el Índice de Desarrollo Humano presenta fallas. No tiene en cuenta, por ejemplo, la libertad política, el sentido de comunidad o el costo de vida. Pero el ránking, usado por las Naciones Unidas, provee una de las pocas herramientas estadísticas para comparar como vive la gente en los distintos países.

“Es la abuela de todas las medidas compuestas”, dijo Sharp, “un buen lugar para comenzar”.

Fuente The Huffington Post