domingo, 20 de mayo de 2012

Finalizó el G8: El camino para afrontar la crisis es «el crecimiento y la creación de empleo»

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

La reunión del Grupo de los Ocho, G8, que se celebró este fin de semana en Washington, finalizó con ciertos acuerdos, que podríamos resumir de esta manera:

a) El camino para salir de la crisis es el crecimiento y la creación del empleo. Esta es una prioridad;

b) Continuar con las reformas estructurales para reducir la deuda;

c) La mayoría de los países europeos desean que Grecia siga en la zona euro, pero tiene que aceptar recortar su gasto y reformar su economía;

d) Alemania declaró que no existe un desacuerdo con Francia, en cuanto a crecimiento y reducir los déficit y endeudamiento;

e) Sobre el tema de Afganistán no se llegó a ninguna conclusión, porque este será tratado en la cumbre de la OTAN en Chicago. Al parecer no existe mucho interés por parte de Canadá y Francia por seguir en territorio afgano más allá de los plazos establecidos, como lo quisiera Barack Obama.

El Mundo. es

La cumbre celebrada en la residencia presidencial de Camp David, en las afueras de Washington, ha finalizado con el acuerdo entre los líderes de los países más industrializados de que el camino contra la crisis pasa por «el crecimiento y la creación de empleo» como «la principal prioridad» al tiempo que se continúa su proceso de reformas estructurales para reducir la deuda, según ha manifestado el presidente de EEUU, Barack Obama al término de la reunión. «Sabemos que es posible», ha asegurado.

Los líderes del G-8, entre ellos los de Alemania, Francia, Reino Unido e Italia, han afirmado este sábado que tienen «interés» en que Grecia se quede en la zona euro, aunque han recordado al Gobierno de Atenas y a sus ciudadanos que si quieren pertenecer a la moneda única y recibir más ayuda de los contribuyentes europeos tendrán que seguir recortando el gasto y reformando su economía.

Pero, al menos pensando en el resto de Europa, el anfitrión en Camp David, el presidente Barack Obama, ha logrado además que la primera frase de la declaración formal del G8 no sea una llamada a los recortes, sino a la creación de empresas y de empleo. «Nuestro deber es promover el crecimiento y los puestos de trabajo», reza el documento firmado por los líderes de los ocho países más industrializados del mundo. Y lo ratificaba Obama en una declaración al término de la Cumbre asegurando que «el crecimiento y la creación de empleo debe ser la principal prioridad».

Francia y Alemania, ‘sin divergencias’

La austeridad promovida por la canciller Angela Merkel no llega hasta el cuarto párrafo, pero los gobernantes también subrayan que «las medidas adecuadas no son las mismas» para todos ellos, es decir un eufemismo para recordar que la inversión pública tiene más límites en los Estados como España, Italia y, por supuesto, Grecia, al borde de la suspensión de pagos y dependiente de los préstamos europeos. Merkel se ha resistido a incluir detalles sobre programas específicos de la zona euro, porque eso corresponde a la cumbre del próximo miércoles en Bruselas.

No obstante, en un comunicado, la canciller ha querido aclarar expresamente «que no existen divergencias entre Francia y Alemania sobre la necesidad de apoyar el crecimiento y reducir el déficit y endeudamiento público» y alega que de no ser así «no se habrían puesto de acuerdo sobre el comunicado» conjunto suscritos por los líderes del G8.

Los jefes de Estado y de Gobierno de Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, Rusia, Japón, Canadá y Estados Unidos sugieren que Grecia no debería salirse del euro, aunque lo hacen con un tono menos encendido de lo habitual y subrayan las obligaciones de Atenas si quiere seguir recibiendo dinero de los contribuyentes europeos, que ya han desembolsado unos 150.000 millones de euros en préstamos. «Afirmamos nuestro interés en que Grecia se quede en la zona euro mientras respete sus compromisos», dice el grupo en la declaración pactada. Obama teme que la salida de Grecia del euro o un rescate agónico de la banca española le estropeen sus posibilidades de reelección en noviembre.

«Tenemos que estar absolutamente comprometidos para asegurarnos de que el crecimiento y la estabilidad -y la consolidación fiscal- son parte de un paquete global», ha subrayado el presidente mientras Merkel y el nuevo presidente francés, François Hollande, asentían a su lado. Es decir, más inversión pública y reformas para que los jóvenes europeos -la mitad en el caso de España- no estén desempleados, pero sin olvidar que los números rojos asustan a los inversores.

Por su parte, Merkel, que se reunirá hoy mismo a solas con el presidente de EEUU al concluir la cumbre, ha recalcado que el plan para combinar el crecimiento y la austeridad excluye la posibilidad de nuevos programas de estímulo coyuntural como los que se impulsaron en el mundo para afrontar la crisis financiera.

«Ha quedado claro que no se trata de programas coyunturales como después de la crisis financiera, y todos en el G8 coincidimos en que éstos no se pueden repetir», ha enfatizado la canciller, informa Efe.

Se trata más bien, explicó, de invertir en investigación y desarrollo, redes digitales, infraestructuras y, en el caso de Europa, en profundizar en el mercado interior.

Confianza

Los presidentes de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, han asegurado que los socios del G8 «confían» en los líderes europeos y en su capacidad de sacar a la eurozona de la crisis.

«Hemos salido de las conversaciones con fuertes expresiones de confianza y de ánimo por parte de nuestros socios del G8, que aprovecharemos para preparar el debate entre los líderes de la UE de la próxima semana y de los que habrá más allá» de la cena informal del miércoles, han señalado en una declaración conjunta, informa Efe.

Cumbre de la OTAN

Este domingo el presidente de Estados Unidos verá también al resto de europeos, incluido Mariano Rajoy, en la cumbre de la OTAN en Chicago. Aunque en este caso la discusión oficial es sobre Afganistán, el debate sobre el estado de las cuentas públicas y la emergencia griega continuará en las reuniones bilaterales.

En ese sentido, el presidente francés, François Hollande, ha asegurado que los líderes del G8 no han abordado el asunto de la recapitalización de la banca española.

El dirigente galo ha explicado que espera poder tratar próximamente la cuestión de la recapitalización de la banca en países como España, pero que ésta no ha sido abordada como tal en la cumbre de este sábado en Camp David, informa Europa Press.

Hollande, que se reunió con Obama en la Casa Blanca el viernes, había recomendado a Rajoy acudir al fondo de rescate para aumentar las reservas de las cajas u otros bancos necesitados. Dijo que sería «probablemente recomendable» hacerlo así.

Foto: Efe