lunes, 21 de mayo de 2012

La OTAN ratifica la salida de las tropas de Afganistán para el año 2014

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

La OTAN ratificó este lunes su salida total de Afganistán para el año 2014. Esa fue la conclusión de la cumbre que realizaron sus líderes en Chicago

Sin embargo, no queda claro qué quiere decir el jefe las fuerzas de la OTAN en Afganistán, John Allen, cuando expresó que aún cuando se entregue el control militar a las fuerzas afganas eso «no significa que nuestros soldados dejen de combatir, seguirán implicados en la guerra».

El pase del control está previsto para el 2013 y la retirada para el 2014. ¿Se refiere a este período el general Allen?.

Es sabido que Estados Unidos desearía extender la misión más allá del 2014. En este sentido Barack Obama afirmó que de esta reunión (la de la OTAN) debe de salir “una visión post-2014, cuando se haya terminado la participación en los combates.

Idea que al parecer no va prosperar en la mayoría de los aliados. Precisamente, el nuevo presidente de Francia, François Hollande ratificó hoy la retirada del total de las tropas francesas, no el 2013 ni 2014, sino a finales de este año.

Reporte de AFP:

Los líderes de la OTAN confirmaron este lunes que Afganistán asumirá la responsabilidad de la guerra contra los talibanes a mediados de 2013 y que las tropas internacionales darán por cerrada su misión en ese país a finales de 2014, trece años después de su inicio.

Reunidos en una cumbre extraordinaria junto a sus socios internacionales, los 28 miembros de la Alianza cerrarán así una operación militar que dejó de ser popular hace años entre la opinión pública, con un saldo hasta el momento de más de 3.000 militares y decenas de miles de civiles afganos muertos.

«La transición irreversible de la total responsabilidad de seguridad de la ISAF (fuerza de la OTAN en Afganistán) a las Fuerzas de Seguridad nacionales afganas (ANSF) está en camino», explicaron los líderes en su comunicado.

«Los afganos no se quedarán solos a medida que vuelven a levantarse» como pueblo, aseguró Obama al abrir la última jornada de la cumbre.

«La transición significa que los afganos verán cómo su ejército y su policía patrullan cada vez más sus ciudades y pueblos», añadió el secretario general de la Alianza, Anders Fogh Rasmussen.

Los líderes, y en particular el presidente Barack Obama, no consiguieron arrancar en cambio de Pakistán un compromiso para reabrir las rutas terrestres de aprovisionamiento para Afganistán, un elemento esencial para una retirada en orden.

El presidente paquistaní, Asif Ali Zardari, no dio su brazo a torcer, después de que en noviembre pasado un ataque aéreo de la OTAN matara a 24 soldados paquistaníes en la frontera con Afganistán, lo que llevó a la interrupción de esas líneas de aprovisionamiento.

Islamabad podría estar pidiendo hasta 5.000 dólares por contenedor que pase por su frontera, 30 veces más que antes de la interrupción, según los medios de comunicación estadounidenses.

La ISAF cuenta con unos 130.000 efectivos en la actualidad en Afganistán.

Para mediados de 2013, Afganistán debería contar con un Ejército equipado y entrenado de poco más de 350.000 efectivos.

Será una transición delicada, puesto que los ataques e incidentes de combate entre las fuerzas afganas y las internacionales van en aumento.

«A mediados de 2013, cuando en el quinto tramo final las provincias (afganas) empiecen su transición, habremos alcanzado un importante hito», explicó la declaración final de la cumbre.

«Iremos reduciendo el número de nuestras fuerzas gradual y responsablemente para completar la misión de la ISAF el 31 de diciembre de 2014», explicaron los 28 líderes de la OTAN.

«Esta no será una misión de combate», puntualizó su declaración.

A partir de enero de 2015, sólo quedará en Afganistán una misión de entrenamiento, esencialmente estadounidense, como ha sucedido con el grueso del esfuerzo militar a lo largo de 13 años de guerra.

Algunos países habrán sacado a sus soldados mucho antes, como Francia a finales de 2012, un año antes de lo previsto, una promesa electoral del presidente François Hollande.

Foto: politica.azumare.net