miércoles, 23 de mayo de 2012

Empleada de una empresa de ropa íntima fue despedida por ser «demasiado sexy»

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Laura Odes, una empleada de una compañía de ropa íntima llamada Native Intimates en New Jersey dice que fue despedida solo por tener un busto muy pronunciado y por vestirse de manera muy provocativa para sus jefes, quienes eran judíos ortodoxos.

La joven de 29 años hizo estas declaraciones en una rueda de prensa este lunes. Al parecer, los jefes de Odes la habían advertido sobre su apariencia muy sexy y hasta sugirieron que se pusiera cinta adhesiva en sus pechos para que se vieran más pequeños. Odes también dice que la obligaron a ponerse una bata roja “humillante” por encima de su ropa.

Sin embargo, Odes está convencida que su ropa no era el problema, pues al parecer la empresa no tenía un código de vestimenta formal. Cuando la joven preguntó cuál era el atuendo apropiado para el trabajo, sus colegas simplemente le dijeron que mirara cómo los otros estaban vestidos.

“El código de vestimenta iba desde ropa atlética y casual, hasta atuendo corporativo”, declaró Odes, quien trabajaba ingresando datos.

El problema surgió cuando incluso vistiendo una franela y unos “jeggings”, la figura sexy de la empleada molestó y “distrajo” a sus jefes. Odes aceptó comprar un suéter largo para cubrir su figura, pero finalmente sus jefes la despidieron, diciéndole: “eres demasiado sexy para esta oficina”.

La abogada Gloria Allred está trabajando en el caso con Odes, quien presentó una queja formal denunciando que fue víctima que discriminación de género y de religión. Allred afirmó en la conferencia que “a ninguna mujer se le debería decir que sus pechos son muy grandes, o que su cuerpo es muy sexy o que su apariencia es muy atractiva para los jefes hombres de la empresa”.

La compañía Native Intimates no ha dado ninguna declaración con respecto al caso.

Con información del Huffington Post

Foto: Captura de pantalla de ABC News.