miércoles, 23 de mayo de 2012

Equipo de sherpas buscará el cuerpo de la canadiense que murió en el Everest

Publicado en:
Deportes
Por:
Temas:

El proveedor nepalí que organizó el ascenso al Everest de Shriya Shah-Klorfine, la mujer oriunda de Toronto que murió en la expedición, dijo que un equipo de seis sherpas tratará de recuperar su cuerpo de la “Zona de la Muerte” del pico durante esta semana, si obtienen la aprobación de la aseguradora.

Ganesh Thakuri, director de gerencia de Utmost Adventure Trekking, dijo que era una de las personas que estaba con Shah-Klorfine cuando esta se cansó a 8 mil metros del punto de llegada en su intento de conquistar una de las montañas más peligrosas del mundo.

La canadiense, de 33 años, fue una de las cuatro personas que murió el pasado sábado en el Everest.

Cerca de las 11 de la noche del día anterior su grupo había partido del Campamento IV, el último, a 7.800 metros de altura, en una rocosa y ventosa ruta sur. Para la mañana siguiente, pararon en El Balcón, una plataforma que está cerca de 8.300 de altura, pero había que enfrentar retrasos de hasta dos horas debido al número de alpinistas que querían aprovechar el buen clima.

“Le pedí, ‘Por favor hermana, no te exijas tanto. Si te sientes débil, por favor devuélvete. Puedes venir el año próximo, trata de escalar el año próximo. No llegues al límite, puede matarte’”, dijo Thakuri por teléfono desde Katmandú.

Agregó que la canadiense respondió, “realmente quiero ir. Realmente quiero alcanzar la cima”.

Con dos guías, los sherpas Temba y Dawa Dendi, llegó a cumbre entre las 2:15 y las 2:30 de la tarde.

Sin embargo, en el descenso, Shah-Klorfine estaba exhausta y se había quedado sin botellas de oxígeno. “Caminaba muy lento, no podía caminar”, dijo Thakuri.

“Empezó a hacerse tarde. Alrededor de las 10 de la noche perdió todo. Estaba muerta, los sherpas continuaron el descenso sin ella”.

La historia de Thakuri fue reflejada por Grayson Schaffer, un periodista que se encontraba en el campamento base. Trabajando para la revista Outside, Schaffer escribió que ambos sherpas y otros dos alpinistas le pidieron que volviera. “A este punto ya no hablaba pero hacía señas con las que expresaba que quería seguir”.

El cuerpo de la canadiense todavía está en algún punto de la montaña, aproximadamente, a 8.500 metros de altura.

Thakuri también dijo que los sherpas volvieron la mañana siguiente y tomaron fotos con su cámara para documentar su muerte y luego movieron su cuerpo para sacarlo del medio de la vía.

Un equipo podría salir del campamento base mañana jueves para recuperar los restos de Shah-Klorfine. “Estoy hablando con la compañía de seguros en Canadá” prosiguió Thakuri, “Esperamos tener su cuerpo en el Campamento II dentro de tres o cuatro días. Sólo espero la luz verde de la compañía de seguros”.

“Gasté mucho dinero en venir. Es mi sueño”, asegura Thakuri que le dijo la canadiense cuando este insistió en que volviera.

Además de Shah-Klorfine, otras tres personas murieron el sábado en la expedición: el doctor alemán Eberhard Schaaf, de 61 años, el Surcoreano Song Won-bin, de 24 y el chino Ha Wenyi, de 55. Con ellos, son diez las personas que han muerto en expediciones al Everest esta temporada.

Fuente The Globe and Mail

Foto: The Star