jueves, 24 de mayo de 2012

Seguro de empleo: los prestatarios deberán aceptar trabajos «convenientes»

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

reforma del seguro de empleo en Canadá, empleo, desempleo

El Gobierno de Harper refuerza las reglas en materia de prestación de seguro de empleo: los desempleados deberán en el futuro demostrar que están activos en la búsqueda de empleo  y aceptar un trabajo que sea “conveniente”, incluso si este genera un salario menor al percibido anteriormente.

La ministra canadiense de Recursos Humanos y Desarrollo de Competencias, Diane Finley, puso fin a los rumores anunciando los detalles de la reforma del seguro de empleo que el Gobierno va a realizar.

La intención del Gobierno se encontraba en el proyecto de ley C-38, sobre la creación de un presupuesto federal que aún no ha sido adoptado.

Las autoridades gubernamentales dijeron al mismo tiempo querer “unir a los canadienses a los empleos disponibles” y creen que para hacerlo es necesario activar tres iniciativas. Una de ellas buscar reforzar las obligaciones de los prestatarios definiendo qué es un “empleo conveniente”.

Seis criterios fueron establecidos, de los cuales, uno de los ellos obligará a los desempleados a aceptar un puesto de trabajo, incluso si este está situado a una hora de recorrido desde su domicilio.

Canoë explica que el Gobierno también creó tres categorías de prestatarios:

-Los “trabajadores de larga data”: que después de 18 semanas de prestaciones deberán ampliar su búsqueda de trabajo para hacerla “parecida” a su empleo habitual y aceptar un salario a partir de 80% de su precedente.

-Los “prestatarios frecuentes”: deberán, desde un principio, agrandar su búsqueda de trabajo para tener puestos similares al que tenían, aceptando igualmente un sueldo de 80% del anterior y,

-Los “prestatarios ocasionales”: quienes luego de 18 semanas de prestaciones deberán ampliar aún más su búsqueda de empleo para incluir toda plaza para la que estén calificados y aceptar un salario a partir de 70% de su sueldo precedente, pero por encima del salario mínimo.

La ministra Finley indicó que en virtud de estos cambios, los trabajadores sin empleo saldrán ganando pues, de todas formas, en el régimen de seguro empleo actual, las prestaciones recibidas corresponden al 55% del salario que percibía la persona antes de perder su empleo.

Por otra parte, el Gobierno quiere también definir lo que es “una búsqueda de empleo razonable”. Los prestatarios deberán probar que son activos buscando empleo y que lo hacen cotidianamente. Recibirán una compensación más seguida de alertas de empleo, es decir, dos veces por día.

Los cambios previstos también indican que los empleadores deberán considerar con prioridad a los canadienses antes de que los trabajadores extranjeros temporales para satisfacer las plazas vacantes.

El crítico del NPD en materia de finanzas, Peggy Nash, acusó al Gobierno de Harper de querer “satanizar” a la gente que encuentra sin empleo.

Foto: Captura de pantalla – YouTube