sábado, 26 de mayo de 2012

Ejército dispara contra manifestantes en Siria, 90 muertos y unos 100 heridos

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Fuerzas del ejército sirio abrieron fuego contra una manifestación de opositores al gobierno, provocando entre 75 a 90 muertos, según distintas fuentes y unos 100 heridos. Los hechos ocurrieron en la ciudad de Al Haula, al norte de Homs, uno de los barrios más radicales contra  régimen de Bachar el Asad.

El País

Decenas de personas han muerto en la ciudad de Al Haula, en el norte de la provincia de Homs, tras un bombardeo del Ejército regular sirio, según han informado activistas en el terreno y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en Londres. Esta organización opositora cifra las víctimas mortales en 90, entre ellas 25 niños, y en más de 100 los heridos. Otras fuentes, como el Ejército Sirio Libre, colocan la cifra de fallecidos en 75.

Estas informaciones no han podido ser contrastadas por fuentes independientes debido al cerrojo informativo del régimen de Bachar el Asad. Según estas mismas fuentes, las fuerzas sirias han abierto fuego contra los opositores durante una manifestación el viernes. La respuesta de los opositores habría causado bajas también entre los soldados sirios.

Los activistas en el terreno califican la ofensiva como «masacre». Si se confirma la cifra de muertos dada por el Ejército Sirio Libre, formado por desertores de las fuerzas regulares dirigidas desde Damasco, el ataque contra Al Haula sería uno de los más mortíferos desde que el régimen se comprometió a un alto el fuego con la ONU y la Liga árabe el pasado 12 de abril. Pese al acuerdo, las tropas sirias continúan la represión en otras zonas, como Alepo, la segunda ciudad del país, donde han entrado los blindados.

El bombardeo de Al Haula coincide con la difusión de un carta del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon en la que afirma que «la situación sigue siendo extremadamente seria» y que solo ha habido «pequeños progresos» en la hoja de ruta marcada por el organismo que dirige y la Liga Árabe. La misiva de Ban, enviada al Consejo de Seguridad de la ONU, asegura también que el tamaño y sofisticación de algunas bombas usadas recientemente en ataques en Siria sugieren que «grupos terroristas establecidos» están detrás de los ataques.

La ONU calcula que desde que estalló la revuelta contra El Asad en marzo de 2011, más de 10.000 personas han muerto por la violencia desatada. La agencia para los refugiados de este organismo, ACNUR, cifra en más de 23.000 los desplazados internos por los enfrentamientos.

Foto: Reuters