sábado, 26 de mayo de 2012

Laura Johnson, «millonaria y brillante», fue condenada a dos años de cárcel por saqueos en Londres

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Laura Johnson, hija de millonarios que vivía cómodamente con sus padres, «brillante e inteligente», de algún modo se implicó con las protestas y saqueos que se produjeron en agosto del año pasado en Londres. En consecuencia hoy fue condenada a dos años de cárcel. Ella es una de las miles de personas que están siendo procesadas por estas manifestaciones que se tornaron violentas y que terminaron en saqueos.

El Mundo.es

Laura Johnson, hija de un empresario millonario, fue condenada a dos años de cárcel por llevar en su coche a un grupo de vándalos que participó en los disturbios que sacudieron Londres el verano pasado.

Johnson, de 20 años, que ha sido condenada por un delito de robo, condujo durante la noche del 8 de agosto un coche en el que viajaba un grupo de jóvenes encapuchados que se unieron a los numerosos saqueos que tuvieron lugar en la capital británica.

La joven licenciada por la Universidad de Exeter en inglés e italiano, quedó el 8 de agosto con un amigo de 20 años, condenado anteriormente por traficar con cocaína, para dejarle un cargador de móvil.

El amigo apreció con otros tres jóvenes a quienes ella no conocía y los cuatros se metieron en el coche y le dijeron que condujera durante horas por los lugares donde se estaban produciendo los disturbios violentos.

La condenada, una brillante estudiante criada en un ambiente acomodado, relató que cuando paraba el coche, sus acompañantes se bajaban para saquear tiendas y robar a punta de navaja.

El padre de Laura, Robert Johnson, dueño de la consultora de marketing Avontage Ltd., describió a su hija durante el juicio como una «brillante, inteligente y articulada» joven que actuó «en un momento de locura».

Por su parte, la madre relató que antes de los sucesos, su hija se estaba comportando de una manera «autodestructiva».

Además, durante el proceso, se relató que la joven había intentado suicidarse debido a una enfermedad mental y cómo tras la ruptura con su novio en abril del año pasado, sufrió de ansiedad y depresión.

Los disturbios callejeros se originaron en Londres el 6 de agosto del año pasado tras una protesta en un barrio deprimido de la capital por la muerte a manos de la policía de un joven negro, y se extendieron durante cuatro días más por varias ciudades de Inglaterra.

Miles de personas fueron procesadas por su participación en saqueos, incendios y enfrentamientos con la policía que fueron achacados a varias causas, entre las que se encuentran el fracaso escolar y el paro juvenil, la falta de disciplina y los altos niveles de desigualdad.

Fotos:  thisislondon.co.uk /zimbio.com