sábado, 26 de mayo de 2012

Los hispanos en los Estados Unidos constituyen la novena economía del mundo

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Los hispanos en los Estados Unidos, cuya capacidad adquisitiva alcanzará en el 2015 los 15 millones de dólares, se perfilan como la novena economía del mundo. Solo que dentro de los Estados Unidos.

Al parecer los gobiernos y los políticos estadounidense en general se dan cuenta de esta pujanza solo en elecciones presidenciales. Pero eso no impide que la comunidad hispana siga ganando terreno. En la última década, más de la mitad del crecimiento poblacional de los Estados Unidos proviene de la comunidad hispana.

Actualmente los latinos representan el 16,3 % de la población de Estados Unidos.

Las proyecciones dicen que entre 2010 al 2012 los hispanos representarán tres cuartos del crecimiento de la población activa del país.

Abc.es

En 2015 la comunidad hispana de Estados Unidos tendrá una capacidad adquisitiva de 15 billones de dólares, casi 12 billones de euros. Eso convertirá a ese colectivo de 50 millones de personas −mayor que la población de España− en la novena economía del mundo.

Los datos, extraídos de un reciente informe de la agencia Nielsen, hablan de una población cuyas necesidades son poco atendidas por su país, a pesar de que tienen la potencia de ser determinantes en sectores como el consumo de tecnología o los medios de comunicación.

Actualmente EE.UU. tiene en el punto de mira las economías de Brasil, China, India y Rusia (los conocidos como países BRIC); mientras que presta poca atención al mercado hispano dentro de sus propias fronteras. Obviándolo está perdiendo la oportunidad de atender las necesidades, y por ende beneficiarse del crédito económico que generaría, de una comunidad cuya renta per cápita es mayor que la de Brasil, China e India. «El mercado hispano en EE.UU. es una gran oportunidad», apunta Roberto Ruiz, vicepresidente de marca en Univision, la cadena de televisión en español más grande de EE.UU. Según él, las empresas del país deberían prestar más atención a los hispanos, sobre todo porque su población es más joven y crece en franjas de edad clave como los menores de 50 años. Ruiz recuerda que cada 30 segundos en EE.UU. dos no-hispánicos alcanzan la edad de jubilación, mientras que un hispano cumple 18 años. Para Ruiz existe una «nueva realidad americana»: la de un país dual en el que todos los hispanos encuentren su sitio.

La puntualización es importante. Y es que aunque a todos los hispanos se los englobe en una única categoría, este es un colectivo heterogéneo. Además de estar formado por un crisol de nacionalidades, culturas y tradiciones; es una comunidad de personas que se han adaptado de manera diferente al país y su idiosincrasia. Los hay bilingües y monolingües. Monoculturales y biculturales.

La importancia de los hispanos

EE.UU. está comenzando lentamente a darse cuenta del creciente impacto de los hispanos en el país. En parte porque 2012 es año de elecciones presidenciales y los candidatos de ambos partidos están buscando atraer sus votos, por lo que su presencia en los medios ha aumentado en los últimos meses. Aunque no solo por esa razón.

El voto hispano será decisivo en los comicios del 6 de noviembre y aunque sus papeletas suelen ir al partido demócrata, en esta ocasión Barack Obama no las tiene todas consigo. Como señala Curtis Gans, director del Centro para el Estudio del Electorado Americano, la población hispana suele ser conservadora en materias como el matrimonio homosexual o la planificación familiar, por lo que Obama «probablemente no tendrá tan buen resultado entre los latinos como en 2008, aunque será similar porque el Partido Republicano les parece anti-inmigración».

Por el lado republicano, a pesar de la patente hostilidad de parte de sus miembros hacia este colectivo y de que Romney en sus últimas apariciones ha omitido discutir su política de inmigración, el ex gobernador de Massachussets tiene una oportunidad porque «los hispanos tienden a votar por un candidato y no por un partido», como advirtió Ruiz. La baza de Romney puede ser su alianza en la carrera hacia la Casa Blanca con Marco Rubio, el político de origen cubano que ocupa el puesto de senador del estado de Florida. Aunque la oposición de Rubio al DREAM Act, la ley que busca fomentar la educación y proveer de ayuda financiera para sus estudios a los inmigrantes, le granjeó críticas, su popularidad entre los hispanos sigue pesando. «Independientemente de con quien se alíe, Rubio marcará la diferencia porque es latino», subrayó Lucía Ballas-Traynor, cofundadora y directora de la web Mamás Latinas.

El otro lugar donde la huella hispana comienza a ser más visible en el país es en las estadísticas. Los últimos datos censales revelaron que en la última década más de la mitad del crecimiento poblacional del país fue en el seno de la comunidad hispana, quienes representan ya el 16,3 por cien de la población total de EE.UU. Y en lo que al mercado laboral se refiere, aunque tras la recesión el paro haya vuelto a sacudir a esta comunidad, las proyecciones de centros como el Pew Hispanic Center apuntan que en la década entre 2010 y 2012 los hispanos representarán tres cuartos del crecimiento de la población activa del país.

Foto: laprensaus.com