domingo, 27 de mayo de 2012

«Amour», de Michael Haneke, se lleva la Palma de Oro en Cannes

Publicado en:
Entretenimiento
Por:
Temas:

El jurado de la edición número 65 del Festival de Cannes dio como ganadora a la película Amour, del director austriaco Michael Haneke, quien se lleva su segunda Palma de Oro en tan prestigioso festival.

En el 2009 había logrado su primera Palma de Oro con la cinta Blanca.

“Amour” es un filme sobre la vejez, sobre el amor entre una pareja que comienza a vivir su última etapa y cómo se ayuda en esa fase sin dejar que nadie del exterior entorpezca el camino que les queda por recorrer.

Por su parte, el premio para el mejor director se lo llevó el mexicano Carlos Reygadas por «Post Tenebras lux». «Me gustaría agradecer al festival que ha creído en este filme, que lo invitó a estar aquí y que lo sigue apoyando», afirmó Reygadas al recoger su premio de manos del cantante francés Patrick Bruel, quien es muy conocido por el publico francófono de la provincia de Quebec.

Post Tenebras lux” es una película muy controversial, de hecho, cuando fue presentada a la prensa fue recibida con abucheos y la prensa la criticó muy fuertemente.

Reygadas agradeció al jurado de Cannes que hayan premiado un filme hecho en total libertad, a «un jurado de hombres y mujeres libres”, al público que ha ido a ver la película y a los miembros de la prensa, mismo si estos últimos no acogieron muy bien la película.

Para Reygadas este es su segundo premio, ya que en el 2007 recibió el Premio del Jurado por el filme Luz Silenciosa.

El premio de interpretación masculina de Cannes fue para para Mads Mikkelsen, por el filme «Jagten», del danés Thomas Vinterberg. Por su parte, las rumanas Cristina Flutur y Cosmina Straton ganaron hoy el premio de interpretación femenina en la película «Beyond the hills», de Cristian Mungiu.

Canadá no se va con las manos vacías. Este sábado la actuación de Suzanne Clément por “Laurence Anyways”, de Xavier Dolan, le dio el premio como actriz en la categoría Un Certain Regard. Este es el tercer filme que presenta el québécois Xavier Dolan en dicho festival.