domingo, 27 de mayo de 2012

Excelente acogida del público en la Journée des musées montréalais 2012

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Exterior del museo Pointe-à-Callière

Los montrealeses y turistas disfrutaron de la Journée des musées montréalais 2012 con ilusión y ganas de conocer un poco más acerca de la cultura de la ciudad. Esta es mi visión sobre la jornada de hoy:

Como apasionada al arte, llevaba esperando este día desde que llegué a Montreal el mes pasado. 29 museos abrían gratuitamente hoy sus puertas al público.

La oferta era variada y atractiva y tras pensarlo mucho, tomé la decisión de visitar el museo de Pointe-À-Callière. ¿Por qué? En primer lugar, porque sentía curiosidad de conocer un poco más acerca de la arqueología y la historia de Montreal. Y en segundo lugar, este año está celebrando su 20 aniversario por lo que había razón de más para conocerlo.

Después de una hora y media esperando para entrar, conseguí ver la exposición temporal Samurai – The prestigious Collection of Richard Béliveau. Bien conocido en Quebec por su trabajo en la prevención y tratamiento del cáncer, este profesor universitario, investigador, autor y conferenciante es un devoto de la cultura japonesa. Tiene el privilegio de ser uno de los coleccionistas más importantes del mundo de dicho arte.

En la exposición se pueden ver más de 275 piezas. Contemplar las armaduras permite trasladar al espectador al Japón milenario. El casco es la parte más importante con toda una simbología grabada en él que retrataba su pertenecia a un determinado nivel social. La calidad con la que se conservan las armaduras y las máscaras es digna de mención especial.

También se muestran diferentes tipos de espadas: “tachi, katana, wakizashi y tanto”, cuatro tipos de armas utilizadas por los guerreros sin olvidar la naginata, que sólo utilizaban las mujeres.

Los guerreros, en la época del emperador Edo (1603-1868), eran entrenados desde muy jóvenes para leer textos sagrados, aprendían caligrafía, pintura y por supuesto, practicaban artes marciales.

Es admirable también cómo se ve la introducción de esta cultura en el ritual del té, también en el Kodo: el camino del  incienso. Se pueden observar diversos recipientes utilizados que parece no haber pasado el tiempo por ellos. Las imágenes de libros también documentan la existencia de esta cultura milenaria.

Además, quiero compartir una última curiosidad: los ninjas, al contrario de lo que muchas veces hemos pensado, no fueron guerreros samurais.

Me gustaría haber mostrado imágenes para que puedan comprobar la calidad artística de las piezas pero lamentablemente está prohibido hacer fotografías en la muestra así que ya no hay excusa para perderse esta exposición inigualable. Puede visitarse hasta el próximo 13 de marzo de 2013.

Interior del museo Pointe-à-Callière

En esta Journée des musées montréalais 2012, el museo también ofreció la posibilidad de visitar gratuitamente su colección permanente. Así, uno puede perderse en un entramado laberíntico y pisar el suelo donde nació Montreal.

Actuación Festival de Cultures gourmandes de Pointe-à-Callière

En los alrededores del museo, los ciudadanos también disfrutaron de numerosas actividades musicales, gastronómicas y artísticas ya que este fin de semana se celebró el Festival de Cultures gourmandes de Pointe-à-Callière. 

Montreal es definitivamente y más que nunca una ciudad cultural.