martes, 29 de mayo de 2012

Canadá expulsa a los diplomáticos sirios en respuesta a la masacre de Houla

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Ministro de Asuntos Exteriores de Canadá - John Baird

Canadá está respondiendo a la reciente masacre ocurrida en Siria. El Gobierno Federal anunció este martes la expulsión de todo el personal diplomático de ese país.

El ministro de Asuntos Exteriores, John Baird, confirmó la medida a través de un comunicado. Los diplomáticos y sus familias tendrán cinco días para dejar Canadá, mientras que otro representante del gobierno de Bashar al Assad que tenía planeado unirse a la misión diplomática no podrá entrar al país.

“Los canadienses, así como muchos pueblos alrededor del mundo, quedaron horrorizados por conocer este fin de semana sobre la masacre de Houla, en Siria. Los muertos incluían cerca de tres docenas de niños menores de 10 años”, dijo el ministro Baird en el comunicado.

El gobierno de Stephen Harper ha sido uno de los más fuertes críticos a su par sirio desde que comenzó el conflicto hace más de un año. Canadá ha intentado bloquear y aislar al régimen de Al Assad desde que aparecieron los informes de represión por parte de las autoridades.

“A pesar de los repetidos y continuos llamados a la paz, la reprochable campaña de salvaje violencia de Assad continúa”, agregó el jefe de la diplomacia canadiense. “Canadá y nuestros aliados estamos hablando con fuerza, a una sola voz, diciendo que estos representantes sirios no son bienvenidos en nuestros países mientras sus maestros en Damasco continúen perpetrando los atroces y criminales actos”.

Hasta el momento no ha habido respuesta formal del gobierno de Siria. El ministro Baird cerró su comunicado haciendo un nuevo llamado a la paz.

“La continua violencia debe detenerse inmediatamente y el pueblo sirio debe ser libre para tomar por ellos mismos un mejor futuro. Canadá se mantiene comprometida para trabajar con las comunidad internacional para conseguir soluciones a la crisis”.

La medida ha sido seguida por varias de las potencias mundiales, en un intento, junto a la ONU, para poner presión al régimen de Bashar Al Assad para que termine la violencia.

Italia, Australia, Estados Unidos, Alemania, España y el Reino Unido tomaron decisiones hacia el cuerpo diplomático sirio en sus respectivos países.

Foto: Ministerio de Asuntos Exteriores de Canadá