martes, 29 de mayo de 2012

Discriminación laboral en Quebec: conseguir empleo es más fácil para un Tremblay que para un López

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Trabajador Teclado

Era una realidad que se venía denunciando desde hace años y que ahora es confirmada: los inmigrantes en Quebec tienen más dificultad para ser contratados que los nacidos en la provincia.

Las personas con apellidos Tremblay, Gagnon o Bélanger tienen más probabilidades de ser llamados a una entrevista de trabajo que alguien con las mismas capacidades y conocimientos pero con apellidos Traoré, Bon Saïd o Rodríguez.

Así lo señala un informe hecho por la Commission des droits de la personne et des droits de la jeunesse, el cual señala que los trabajadores con apellidos québécois tienen 60% más probabilidades de ser llamados a una entrevista de empleo que los trabajadores con mismas calificaciones, pero con apellidos propios de minorías.

El estudio descubrió que la tasa de discriminación neta en el mercado de trabajo de la provincia es de 35%, lo que significa que una de cada tres personas con un nombre perteneciente a una minoría será excluida del proceso de entrevista.

La Commission dice haber trabajado en este proyecto desde noviembre de 2008, cuando realizaron conferencias y foros en los que se puso ese problema sobre la mesa.

“Este estudio nos hacer recordar que los retos que ciertos grupos étnicos y raciales enfrentan para integrarse al mercado de trabajo no son solo por problemas de calificaciones o experiencia, sino también por las preferencias discriminatorias de los empleadores”, dijo el presidente de la comisión, Gaétan Cousineau.

Para la Comission, un organismo independiente que lucha por la defensa de los principios expresados en la Charte des droits et libertés de la personne, los resultados no están acordes con lo promovido por la provincia, la cual desde hace 15 años ha tenido completa independencia de su sistema de inmigración, con lo cual dicen tener más facilidad para elegir a los inmigrantes con mejores opciones de integrarse al mercado de trabajo de Quebec.

Sin embargo, los estudios revelan que los recientes inmigrantes tienen que enfrentar más retos que los québécois o los inmigrantes europeos con muchos años en el país. Entre las causas están una subestimación de las calificaciones obtenidas en el exterior así como los numerosos problemas para ser reconocidos por las distintas asociaciones profesionales.

El sociólogo Paul Eid lideró el estudio, el cual demostró que los empleadores suelen, muchas veces de manera inconsciente, elegir a “personas como ellos”. Otras veces suelen evitar ciertos grupos étnicos que son vistos “de manera negativa” dentro de la sociedad de Quebec.

Como medición se utilizó un método de enviar currículos ficticios con calificaciones basadas en los estándares de Norteamérica y Europa. Cinco campos de empleadores fueron examinados, variando los nombres de los aplicantes para medir el impacto que tenían.

El estudio se extendió desde diciembre de 2010 hasta mayo de 2011, respondiendo a 581 ofertas de trabajo de empresas privadas, gubernamentales y organizaciones sin fines de lucro. Los empleos eran en las áreas de marketing, recursos humanos y comunicaciones, profesiones en las que históricamente ha existido una baja representación de las minorías raciales. Así mismo probaron dos áreas de trabajo en la que los conocimientos requeridos son bajos: servicios al cliente y trabajo secretarial.

Para cada puesto de trabajo se crearon dos currículos, ambos con las mismas calificaciones y alineados perfectamente con los requisitos del trabajo. La diferencia es que uno tenía un nombre de origen inmigrante y el otro de origen francocanadiense.

En todos los casos, los currículos mostraban experiencia de trabajo en Quebec y estudios realizados en la provincia.

Los resultados:

– La diferencia entre el sector privado y las organizaciones sin fines de lucro fue mínima. El nivel de discriminación fue de 37% en el sector privado y 35% para los organismos sin fines de lucro.

– En cuanto al sector público el nivel de discriminación fue catalogado como 0%. 18 empleadores del estado mostraron interés en los currículos enviados, cinco prefirieron a los inmigrantes y minorías, cinco a las mayorías visibles y ocho llamaron a ambos para una entrevista.

Según el estudio esto se explica en parte por el requisito legal que rige al gobierno que lo obliga a ofrecer igualdad de condiciones para el acceso al empleo a todos los residentes.

– Los nombres con orígenes africanos son los más discriminados, por encima de los de origen árabe o latinoamericano.

– Para los trabajos que requieren las mínimas calificaciones de experiencia y conocimiento el nivel de discriminación fue de 42,1% para los nombre de origen africano, 35,1% para los árabes y 28,3% para los latinoamericanos.

– En cuanto a los trabajos con requerimientos de experiencia y conocimiento, la tasa de discriminación fue de 38,3% para los africanos, 33,3% para los árabes y 30,6% para los latinoamericanos.

– Sorpresivamente, la tasa de discriminación fue más baja en los empleos que requieren un contacto directo con el público.

Un problema serio

Hace unas semanas, el ministro de Inmigración de Canadá, Jason Kenney, conversó con Noticias Montreal sobre este tema durante un encuentro con varios medios de comunicación de las comunidades inmigrantes.

“Que una persona tenga las competencias lingüísticas y la misma experiencia laboral que alguien nacido aquí y que no sea contratado es una vergüenza”, admitió. “No sé cuál es la solución, especialmente aquí (Montreal) en donde hay leyes provinciales y leyes laborales. Conozco el caso de Calgary donde es distinto, hay grandes posibilidades de empleo. El concepto es: ‘si trabajas fuerte, no importa de dónde vengas’”.

Kenney dijo que es algo muy difícil de atacar, por tratarse de una visión de parte de los empleadores. Sin embargo, no dudó en dar opciones radicales: “si están frustrados en una ciudad, apliquen en otra, y que esto no se malinterprete, apoyamos a Quebec, pero si la gente cree que no tiene una oportunidad aquí, puede intentar en otra parte”.

Para ver el informe completo, pueden hacer click aquí.

Twitter: @PabloJinko – pablo@noticiasmontreal.com

Foto: Flickr – Adikos