martes, 29 de mayo de 2012

Estudio revela que los niños canadienses pasan demasiado tiempo frente a una pantalla

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

niño frente a la tv

Muchos niños canadienses están teniendo dificultades para alcanzar las metas de actividades físicas promedio para su edad, al pasar muy poco tiempo jugando y demasiado enfrente de la televisión, computadora y juegos de videos.

Active Healthy Kids Canada publicó hoy su Boletín anual de Actividad Física para Niños y Adolescentes, y pinta una imagen muy desalentadora de los niveles de actividad promedio de los jóvenes del país.

Saltar la cuerda, el escondite o la “ere” pueden estar grabados en la memoria de muchos adultos que pasaron su infancia al aire libre. Pero el reporte del 2012 encuentra que los muchachos no están pasando suficiente tiempo en juegos que implican actividad.

La letra “F” fue la nota asignada en juegos y actividad física: el 46% de los jóvenes hacen tres horas de actividad física o menos por semana (incluyendo los fines de semana). Otro dato, el 63% del tiempo libre luego del colegio lo toman actividades sedentarias.

En la hora de almuerzo y luego del colegio, hay un promedio de sólo 24 minutos de actividad física de moderada a vigorosa. Se recomienda que se le dediquen al menos 60 minutos diarios a este tipo de actividad.

Mark Tremblay, científico jefe de Active Healthy Kids Canada, dijo que los juegos que implican actividad física son generalmente vistos como los “hermanos subestimados” de la ecuación del ejercicio. “No tiene que ser complicado, no tiene que ser intensivo o guiado por nosotros los padres o el supervisor del parque o el entrenador”, explicó en una entrevista en Ottawa, “es el negocio de la infancia: dejar jugar a los niños o reducir la supresión a sus deseos naturales de jugar”.

Tremblay, que también es director de Healthy Active Living y de el Grupo de Investigación de la Obesidad en el Instituto de Investigaciones del Hospital Infantil del Este de Ontario, agregó que los niños se desarrollan mental, emocional y físicamente a través del juego activo, la interacción con distintos ambientes y distintas experiencias de movimiento.

El tiempo enfrente de una pantalla, así como preocupación en algunos padres ante distintos peligros externos han limitado las oportunidades de los niños para jugar al aire libre.

El reporte encuentra que entre los grados 6 y 12 los pequeños pasan siete horas y 48 minutos al día enfrente de una pantalla. Mucho más que la recomendación máxima de dos horas al día.

Una encuesta realizada en el estudio revela que el 82% de las madres indica que la seguridad es la razón principal para restringir el tiempo al aire libre. En otro sondeo, el 58% de los padres canadienses dicen estar muy preocupados por la seguridad de sus hijos y que tienen que ser sobre protectores.

Kelly Murumets, presidenta y CEO de ParticipAction, sugiere que una potencial solución sería que los padres se turnaran para supervisar a sus hijos cuando salgan. También recomienda informarle a los infantes sobre las reglas básicas de seguridad en la calle, y exhortarlos a jugar con un compañero.

Murumets también dice que otra posibilidad es pasar tiempo en familia de manera activa, como una caminata luego de la cena o ir al parque a patear un balón.

Para los padres que no encuentran el tiempo, pueden incorporar a sus hijos a las actividades del hogar: “Pueden ayudarnos a cortar el césped, o incluso mientras usted lo hace ellos pueden estar jugando al lado”. La organización de Murumets está lanzando este otoño una campaña enfocada en la actividad física y el juego. “Puede mantener un ojo en ellos, usted hacer lo que haga y ellos lo suyo”.

Tamara Grand trabaja en el Port Moody Recreation Complex y también entrena a clientes privados, especialmente mujeres de entre más de 30 hasta casi 70 años. Pero a pesar de su apretada agenda, la esposa y madre de tres niños trabaja para que sus hijos se mantengan activos.

Su hijo de 13 años y su niña de 9 participan en taekwondo, mientras su hijo de 7 practica hockey. Además que las actividades estructuradas, los infantes pasan, la mayoría de los días de semana, por al menos una hora luego de las clases, al aire libre, con arquerías de hockey, monopatines y balones de fútbol… O inventando algún juego nuevo.

Las caminatas de fines de semana también son parte de la rutina. De todas maneras, Grand, quien vive en el suburbio de Vancouver Port Moody, dijo que sus niños a veces necesitan que ella les apague la pantalla.

“Les gusta sus aparatos electrónicos como a cualquier niño de su edad, y creo que si no los animáramos probablemente pasarían la mayor parte con ellos”.

Fuente The Huffington Post

Foto: media.onsugar.com