miércoles, 30 de mayo de 2012

Mitt Romney superó los 1144 delegados, es el candidato de los republicanos a la presidencia de EE.UU.

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Ha sido una larga campaña.

Finalmente se podría afirmar que Mitt Romney es el candidato definitivo del Partido Republicano a las próximas elecciones presidenciales de los Estados Unidos. Al vencer en las primarias de Texas, con el 71 % de los votos, se aseguró los 1.144 delegados, de los 2.286, indispensables para ser ungido como el candidato presidencial.

De no haber alcanzado la cantidad de delegados requeridos, se habría ido a una Convención Republicana abierta, donde él o cualquier otro candidato podría ser nominado. Probablemente esto es lo que aspiraba Ron Paul, el único que hasta hoy le hacía competencia, sin ninguna chance.

El Tiempo

El exgobernador de Massachusetts, Mitt Romney, se convirtió este martes oficialmente en el candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos.

Romney se adjudicó el 71% de los votos en Texas, informaron las cadenas televisivas ‘Fox News’ y ‘CNN’ en sus sitios webs, y el canal ‘NBC’.

La victoria debe asegurarle a Romney los 1.144 delegados necesarios para ser nombrado el candidato republicano a las elecciones de noviembre.

La candidatura de Romney ya se consideraba un hecho, ya que sus principales adversarios, Rick Santorum y Newt Gringrich, se han retirado de la carrera por la Casa Blanca contra el actual presidente demócrata Barack Obama, que pugnará por su reelección.

El empresario de 65 años, que de llegar a la Casa Blanca se convertiría en el primer presidente mormón de la historia de Estados Unidos, se mostró «honrado y agradecido» tras alcanzar el hito.

«Nuestro partido se ha unido con el objetivo de dejar atrás los fallos de los últimos tres años y medio», dijo Romney en un comunicado.

«No subestimo en absoluto lo difícil que es la tarea a la que nos enfrentamos. Pero sean cuales sean los retos que encontremos, no nos conformaremos con nada menos que con devolver a Estados Unidos al camino del pleno empleo y la prosperidad«, añadió el aspirante.

Romney, que buscó sin éxito la nominación republicana, se ha asegurado la candidatura más tarde dentro del ciclo electoral que los últimos contendientes de su partido, aunque antes que Obama, quien no se confirmó como candidato demócrata hasta junio de 2008.

Lejos de hacer campaña en Texas, el aspirante republicano pasó la jornada de este martes en Colorado y Nevada, dos estados claves, de cara a las elecciones de noviembre.

En Craig (Colorado), Romney afirmó que los estadounidenses están «decepcionados» con el Gobierno de Obama, que aspira a la reelección, y prometió que hará «que las cosas vayan mejor» en el país si llega a la Casa Blanca.

Además, asistió a un acto de recaudación de fondos en Las Vegas (Nevada) en compañía del magnate Donald Trump, quien le puso en una posición incómoda al rescatar la teoría de que Obama no nació en realidad en Estados Unidos, enarbolada por muchos republicanos y de la que Romney se ha distanciado.

La victoria del exgobernador de Massachussetts marcó también la derrota del congresista Ron Paul, el único de sus rivales que se mantiene en la contienda pese a haber suspendido sus actos de campaña, y al que hoy las urnas depararon poco más de un 10 por ciento de los votos en Texas, el estado al que representa.

Pese a competir aún con Paul, Romney lleva semanas haciendo campaña como el virtual candidato republicano, con un discurso enfocado en la débil recuperación económica de EE. UU. bajo la gestión de Obama, al que responsabiliza por la elevada tasa de desempleo, que se mantiene en el 8,1 por ciento.

Ese discurso, y su condición de experimentado empresario, parece haberle garantizado el apoyo necesario en una carrera republicana en la que partió como favorito, pero que ha resultado más disputada de lo esperado y en la que ha tenido que luchar contra una imagen de multimillonario distante de los problemas de la clase media.

Romney acumula ya el respaldo de los que fueran sus grandes rivales en esa carrera, el exsenador Rick Santorum y el expresidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich, y se ha hecho también con el apoyo de los expresidentes George Bush padre y George W. Bush.

«Romney dará a Estados Unidos la dirección que necesitamos desesperadamente», dijo en un comunicado Reince Priebus, presidente del Comité Nacional Republicano (RNC), que desde hace semanas ha cerrado filas en torno al político y le trata ya como candidato oficioso.

Foto: Afp