sábado, 2 de junio de 2012

La ONU acusa a Canadá de ser «cómplice» en casos de violaciones a los derechos humanos

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Bandera Canadá

Las Naciones Unidas presentaron este sábado un informe en el que acusa a Canadá de exponer a sus ciudadanos a prácticas de tortura, así como no tener mano fuerte con criminales de guerra internacionales.

Un informe del Comité Contra la Tortura de la ONU fustigó al gobierno por su postura relacionada a las violaciones de derechos humanos y calificó al país como “cómplice” por las violaciones contra tres ciudadanos árabes-canadienses que fueron torturados en Siria.

Así mismo, condena la postura de Canadá en torno al caso de Omar Khadr, terrorista detenido en Guantanamo que tiene nacionalidad canadiense. El acusado busca ser extraditado a su país, a lo que el gobierno ha retrasado el proceso.

“El comité está seriamente preocupado por la aparente renuencia de parte del gobierno por proteger los derechos de los canadienses detenidos en otros países”, señala el informe de la dependencia de la ONU.

Piden al gobierno de Stephen Harper disculparse con Abdullah Almalki, Ahmad El Maati y Muayyed Nureddin, quienes fueron presuntamente torturados.

Los tres hombres están demandando al gobierno en una corte federal. Acusan que oficiales canadienses dieron información que abrió las puertas para fueran torturados.

Así mismo, el informe criticó la postura del ministro de Seguridad Pública, Vic Toews, de publicar de manera abierta las identidades y fotos de personas acusadas de ser criminales de guerra, varios de los cuales han sido deportados.

La ONU considera que estas personas han sido deportadas sin garantizar que sean enjuiciadas de manera objetiva.

El gobierno conservador respondió rápidamente a las acusaciones: “En momentos en los que hay serias preocupaciones relacionadas a violaciones de los derechos humanos a lo largo del mundo, es decepcionante que la ONU pase tanto tiempo criticando a Canadá”, dijo Julie Carmichael, vocera del ministro Toews, según reseña el National Post.

“Canadá es una nación de leyes y las acciones de nuestro gobierno están fundamentadas en los más altos estándares en cuanto a protección de los derechos humanos”.

El comité dio hasta junio de 2013 al gobierno canadiense para responder al informe.

Foto: Flickr – Jayzun