domingo, 3 de junio de 2012

Siria: Bashar al Assad califica la matanza de Houla como «salvaje» y niega responsabilidad

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

El presidente sirio Bachar el Asad, calificó de «matanza salvaje» la de Hula, donde murieron un centenar de personas. Aunque todo el mundo lo sindica como responsable de dicho acto, se desligó de toda relación con el mismo. Estas declaraciones las dio, hablando ante el Parlamento sirio.

Dijo que Siria se enfrenta a «un plan de destrucción» y que son «grupos terroristas» y «agentes externos» los que provocan la violencia en el país. Que ha intentado toda suerte de soluciones políticas, sin éxito.

Reporte de Reuters:

El presidente de Siria, Bashar al-Assad, condenó el domingo la masacre «abominable» de más de 100 personas en Houla, y dijo que incluso los monstruos no podrían perpetrar tales acciones, prometiendo que el conflicto de 15 meses terminaría pronto si los sirios muestran unidad.

En un discurso ante el Parlamento, Assad reiteró buena parte de sus promesas previas de mantener la represión contra sus opositores, a los que describe como terroristas que ejecutan una conspiración extranjera, y al mismo tiempo ofreció dialogar con figuras disidentes que han evitado el conflicto armado o el respaldo del exterior.

El líder sirio hizo estos comentarios un día después de que el enviado internacional Kofi Annan dijera que el espectro de una guerra civil a total escala en Siria crecía día a día, y que el mundo necesitaba ver acciones, no palabras, de parte de Assad.

En su discurso de una hora, Assad no ofreció una respuesta específica al pedido de Annan para que tome pasos destinados a resolver el conflicto.

«Esta crisis no es interna. Es una guerra externa perpetrada por elementos internos», dijo Assad, que lucía relajado mientras hablaba a los parlamentarios. «Si trabajamos juntos, confirmo que el final de esta situación está cerca», indicó.

La muerte en Houla el mes pasado de 108 personas, en su mayoría mujeres y niños, desató indignación internacional y advertencias de que el persistente derramamiento de sangre en Siria podría extenderse por Oriente Medio.

Potencias occidentales han acusado a las fuerzas armadas sirias y a las milicias pro Assad de ser responsables de la matanza del 25 de mayo en Houla, un cargo rechazado por Damasco.

«Lo que ocurrió en Houla (…) y lo que describimos como masacres feas y abominables, o verdaderas monstruosidades … ni siquiera los monstruos llevan a cabo lo que hemos visto», dijo Assad.

El gobernante sirio dijo que el país estaba enfrentando una guerra fomentada desde el exterior y que el terrorismo estaba escalando pese a los pasos políticos tomados, incluyendo la elección de un Parlamento el mes pasado, a cuyos nuevos miembros se dirigió Assad.

Abdelbaset Sida, miembro del opositor Consejo Nacional Sirio, desestimó el discurso de Assad como más retórica.

«Assad desea permanecer a la cabeza de un sistema represivo a toda costa. No quiere admitir que su tiempo en el poder ha terminado y que el pueblo sirio no lo quiere», señaló.

Annan, enviado de Naciones Unidas y la Liga Arabe ante Siria, dijo en una reunión de ministros de países árabes en Qatar el sábado que Assad debía tomar acciones «osadas y visibles» de inmediato a fin de cambiar su enfoque militar y honrar su compromiso de poner fin a la extendida violencia.

Foto: YouTube