lunes, 4 de junio de 2012

Reparten silbatos para prevenir violaciones en la ciudad argentina de Comodoro Rivadavia

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

reparten silbatos en Argentina para evitar violaciones

La ciudad de Comodoro Rivadavia, situada al sur de Argentina, junto con el departamento de Desarrollo Humano de la provincia, decidió que se repartirán «silbatos profesionales» como medida preventiva para combatir las violaciones, luego de que se registraran tres casos el pasado mes. Los 10.000 silbatos adquiridos, gracias a donaciones de empresas, serán repartidos a una población de 200.000 habitantes en los próximos días.

Vanguardia

La ciudad argentina de Comodoro Rivadavia, en el sur del país, distribuirá 10,000 silbatos entre las mujeres para «prevenir» abusos sexuales, luego de que se denunciaran el mes pasado al menos tres casos de este tipo en el distrito, informó hoy la prensa local.

«No son silbatos de plástico, son profesionales. Tienen un sonido especial que enseguida llama la atención. Es un acto de prevención, de acompañamiento a la seguridad», argumentó la secretaria de Desarrollo Humano de Comodoro Rivadavia, Ana Llanos, en declaraciones difundidas por el diario Clarín.

Los silbatos fueron adquiridos por las autoridades del municipio, de unos 200,000 habitantes, gracias a donaciones de empresas y comenzarán a ser distribuidos en los próximos días, dijo la funcionaria.

«Lo consideramos una herramienta más para protegernos. La gente tiene miedo, tenemos que ser conscientes de eso. Si alguien tiene otra idea, que la diga», señaló Llanos luego de la polémica que motivó la medida.

Los silbatos fueron comprados después de que se difundieran el mes pasado tres casos de violaciones y dos intentos de abuso en la ciudad, situada unos 1,800 kilómetros al sur de Buenos Aires y cuya principal fuente de riquezas es la actividad petrolera.

La funcionaria afirmó además que los silbatos también serán entregados a padres que los requieran para sus hijos «por si necesitan usarlo ante alguna agresión al salir de la escuela».

«Es una medida preventiva que ya se usó hace muchos años. No podemos dejar que las mujeres o los chicos tengan un arma encima para defenderse de cualquier ataque. Mejor que usen un silbato«, evaluó.