jueves, 7 de junio de 2012

Humala hace alusión a los límites con Chile una vez finalizada cita de la Alianza del Pacífico

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

La reunión de la Alianza del Pacífico fue corta. Los cuatro representantes de los países que lo integran -Juan Manuel Santos, de Colombia, Felipe Calderón, de México, Ollanta Humala, de Perú y el anfitrión Sebastián Piñera, de Chile- se limitaron a firmar los estatutos de la Alianza. La cita terminó sin contratiempos.

El problema vino después. Ollanta Humala, hablando ante la prensa en relación a las fronteras entre Chile y Perú, hizo alusión a un “territorio en cuestión”, refiriéndose a una parte de terreno en área chilena que Perú reclama como suyo -desde 2008- ante la Corte Internacional de La Haya.

Piñera no ha dejado de mostrar su desagrado y se espera que reaccione en cualquier momento, ya que hoy precisamente se celebra en Chile un aniversario más de la toma del Moro de Arica -entonces territorio peruano- por parte de tropas chilenas durante la Guerra del Pacífico.

La Tercera

Manos e ideologías cruzadas, comentaban ayer algunos diplomáticos. Con su izquierda, los centroderechistas Sebastián Piñera, Juan Manuel Santos (Colombia) y Felipe Calderón (México) firmaron el acta con que se creó formalmente la Alianza del Pacífico. Recogiendo el lápiz con su diestra, el izquierdista Ollanta Humala (Perú) hizo lo propio, completando el grupo de fundadores.

Con los tres telescopios del observatorio astronómico Paranal como telón de fondo -a 130 km de Antofagasta-, los cuatro mandatarios aprobaron los estatutos de un bloque que busca establecer un área de libre comercio entre los países costeros de la zona occidental de la región, proyectándose al Asia Pacífico. Una de las iniciativas favoritas de Piñera en política exterior.

Y aunque la cita terminó sin contratiempos, el ánimo del Presidente chileno comenzó a cambiar minutos después. El motivo: una sorpresiva intervención de su par peruano.

Antes de partir a Tacna -donde hoy conmemorará el “día de la bandera”, que recuerda la toma chilena del morro de Arica en la Guerra del Pacífico-, Humala y su canciller, Rafael Roncagliolo, salieron a hablar con la prensa. Ahí fue consultado sobre el acuerdo firmado la semana pasada con Chile para remover minas antipersonales en parte de la frontera común.

Se trata, según indicó el mandatario limeño ayer, de labores de desminado “de un área que comprende parte de territorio chileno, parte de territorio peruano y parte de territorio que está en cuestión”.

Con sus dichos sobre el “territorio en cuestión”, Humala aludió a un triángulo terrestre ubicado al norte de Arica y al sur de la frontera con Perú. Pero que Lima considera como propio, de acuerdo con los antecedentes que entregó en la demanda limítrofe que interpuso en 2008 ante la Corte Internacional de La Haya.

De hecho, en febrero pasado Lima reclamó a Santiago porque efectivos chilenos visitaron dicha zona, luego de que las fuertes lluvias de febrero desplazaran numerosas minas antipersonales.

Así, según comentaron ayer altas fuentes de la delegación, el hecho de que Humala cuestionara con sus dichos la soberanía chilena en dicho lugar gatilló el inmediato enojo de Piñera.

Sobre todo, porque el acuerdo sellado la semana pasada entre ambas cancillerías -para que una empresa noruega remueva los explosivos- fue cuidadosamente diseñado para que no mencionara ni la ubicación de la frontera ni las distintas posturas de Chile y Perú sobre el asunto.

Incluso, Humala condicionó su asistencia a la cumbre de ayer a que dicho pacto estuviera cerrado.

Las mismas fuentes dicen que Piñera vio con molestia también que Humala dijera que los “jefes de Estado” de ambos países “hemos tomado una decisión, que es llevar este diferendo limítrofe marítimo a una corte internacional”. Esto, pues, Chile considera como un “gesto inamistoso” la demanda.

En este escenario, fuentes de gobierno explicaron que Piñera evitó dar una respuesta pública ayer a Humala para no empañar la cumbre. Sin embargo, el Mandatario pidió modificar su agenda de hoy y agregar una breve parada en Antofagasta, donde Piñera responderá a su par peruano y también comentará lo ocurrido el martes pasado en la Asamblea General de la OEA (ver nota secundaria).

Hasta antes de este episodio, el diseño del Mandatario chileno era trasladarse a primera hora de hoy desde Paranal -donde anoche cenó con Santos y Calderón- al aeropuerto de Antofagasta, para estar hoy en Santiago junto a su par mexicano, quien iniciará una visita de Estado.

Foto: Efe