jueves, 7 de junio de 2012

Policía desmantela importante red de ladrones de vehículos que operaba en Montreal

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

La policía de Longueuil desmanteló una red que se dedicaba al robo de automóviles de lujo de una amplitud que no se había visto antes. La operación, denominada «cerradura», concluyó con el arresto de 13 personas que serían responsables de al menos 300 hurtos solamente en la región de Longueuil. Los sospechosos actuaban también en Montreal, la Ribera Norte, la Ville de Québec y Toronto, de acuerdo con lo revelado por los investigadores este jueves en una conferencia de prensa.

El capitán Daniel Blais afirma que raramente ha visto un grupo tan bien «estructurado y organizado». Los sospechosos visaban principalmente vehículos utilitarios deportivos en los estacionamientos de los centros comerciales. «Podían entrar en ellos sin dejar rastros. Una vez adentro, utilizaban un aparato especializado para programar llaves con microchip. Los sospechosos regresaban a sus vehículos con los códigos y tallaban una llave (funcional)».

Los implicados se llevaban el auto y lo dejaban estacionado cuatro o cinco días antes de llevárselo. De esta manera se aseguraban de que no tuviera ningún dispositivo de rastreo y ubicación. Posteriormente era escondido en un contenedor y luego llevado a Europa o Africa a partir del puerto de Montreal, según las investigaciones. De los 300 vehículos, un centenar han sido interceptados antes de cruzar el Atlántico.

El pasado jueves, la policía de Longueuil detuvo a dos maleantes cuando llevaban uno de estos vehículos que había sido robado cinco días antes en Brossard. Estas personas eran ya conocidos por los servicios de seguridad. Se trataba de Francis Rondeau, de 25 años, y Marco Rondeau, de 32. Ambos fueron acusados de robo y tráfico de vehículos y complot. Otras once personas han sido arrestadas desde el inicio de la investigación en diciembre 2009. Otros sospechosos podrían ser interpelados.

Luego del arresto de los dos hombres este jueves, los cuerpos policiales entraron a la residencia de uno de ellos, encontrando material altamente sofisticado «que valía varios miles de dólares». Confiscaron varios objetos, entre ellos 200 llaves de microchip, seis computadoras portátiles, una veintena de teléfonos celulares y material para fabricar llaves.

Fuente: La Presse

Foto: Rivesudexpress.ca